Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Terremoto: salmoneras tienen sólo problemas logísticos. Aseguradoras monitorean situación

logotipo de Pulso Pulso 27-12-2016 M.J. Tapia y C. Arroyo

El panorama sigue siendo alentador para las salmoneras ubicadas en el sur del país. Es que a más de 24 horas del terremoto que azotó a la Isla de Chiloé, el balance continúa sin mayores alteraciones. Y de hecho, ayer volvieron a operar de manera prácticamente normal. “No se registra ningún daño de consideración en las plantas, ningún daño a la infraestructura, lo que ha permitido que hoy (ayer) se vuelva al trabajo operativo medianamente normal”, explicóel gerente general de SalmonChile, Felipe Manterola. 

Pese a este positivo comportamiento, las compañías de seguros de salmoneras están atentas. En una primera impresión, señalan que hasta ayer no habría información de daños mayores, tanto por pérdida de biomasa, como por daños estructurales derivados del terremoto. Sin embargo están monitoreando la situación para ver si hay eventuales cambios, como precisó el CEO de Seguros SURA, Sebastián Dabini, al señalar que “hasta ahora las empresas reportaron completa normalidad e inexistencia de daños”. 

En esa línea, David Cobb, de la reaseguradora RSG, añadió que, en ausencia de tsunami, en general las estructuras de la industria salmonera se comportan bien, tanto dentro como fuera del agua. 

Si bien las plantas están intactas, la conectividad es el dolor de cabeza. Entre la ruta de Quellón y Chonchi hay cuatro cortes, explican en el gremio, lo que ha dificultado el traslado del producto en momentos en que se está en temporada alta. Quellón es el principal punto de proceso del salmón donde se saca la carga; ahí existen siete plantas. “Las empresas están gestionando transporte marítimo privado para poder trasladar, en transbordadores, los camiones entre Quellón y el centro de Chiloé”, afirmó Manterola. Luego salen a Puerto Montt para desde ahí iniciar el viaje a su destino.

En la industria confían en que el problema se resuelva pronto. De hecho, la autoridad les señaló que en un lapso de cuatro días la ruta estaría operativa. 

“Para camiones y vehículos pesados hemos habilitado una  barcaza para el transporte de distinto tipo que está funcionando a partir de hoy (ayer). En todo caso esperamos que entre 48 horas, como mínimo y una semana, como máximo, ya hayamos hecho la reparación, con estándar de emergencia y de esa manera reconectar la Ruta 5 en ese sector, que es el lago Tarahuin”, explicó el ministro de Obras Públicas, Alberto Undurraga.

Quien está detrás de la ruta afectada es la empresa española Azvi, la misma que desarrolló el cuestionado puente de Cau Cau, en Valdivia. 

En 2012, la firma hispana se adjudicó la construcción del tramo Tara-Compu, son 24,5 kilómetros, que involucró una inversión de 27,6 millones de euros. Hoy, todas las miradas están puestas en esa compañía, ya que ese tramo lleva operativo sólo un año. 

El ministro Undurraga dijo ayer que estudiarán las presuntas responsabilidades que tenga Azvi. Tras las fallas del puente Cau Cau, la compañía habría quedado suspendida de participar en nuevos procesos, aunque su presencia en Chile continúa. Además, del tramo dañado de la Ruta 5, la firma, según su Memoria 2015, tiene el acceso Norte a Valdivia; el Tramo Pichoy-Valdivia; el aeropuerto de Chacalluta de Arica; el Puerto Terrestre de Los Andes, entre otros desarrollos. 

Desde Azvi sostienen que dadas las características del terreno y la intensidad del terremoto es habitual que se produzcan deslizamientos de tierra. Subrayan que “nos parece que debemos asumir una actitud positiva, poniéndonos a disposición de las autoridades para buscar una solución que devuelva la conectividad”.

El presidente de la Cámara Chilena de la Construcción, Sergio Torretti, valoró el buen comportamiento de la infraestructura en general, y reconoció haber tomado ya contacto como gremio con autoridades regionales, del Ministerio de Interior y de los ministerios de Obras Públicas y de Vivienda y Urbanismo, entre otras, para manifestarles su disposición a colaborar.

Cajeros en orden. Ayer, la Superintendencia de Bancos monitoreó el estado de las suscursales de la zona sur del país. Según su último reporte -pasada las 16:00 horas-, en las cuatro regiones más afectadas por el terremoto hay un total de 227 oficinas bancarias y 26 sucursales de cooperativas y todas se encuentran operativas.

También se verificó una normalización en la disponibilidad de cajeros automáticos, toda vez que de los 491 cajeros de redbanc en la zona, hay sólo 5 que no están operativos. Mientras que las redes de ATM de BancoEstado y Falabella operan con total normalidad.

Más de Pulso

image beaconimage beaconimage beacon