Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Un nuevo modelo de salud

logotipo de Pulso Pulso 09-01-2017

Circula entre personeros de Gobierno y expertos del área un documento emanado desde el Ministerio de Hacienda que analiza los déficits financieros del sistema de provisión de salud primaria y hospitalaria, dependiente de la Subsecretaría de Redes Asistenciales del Minsal.

Esta circulación, aún restringida y analizada por pocas personas, reitera el diagnóstico ya conocido: que existe un déficit estructural en el financiamiento de las prestaciones; una fuerte y potente falta de gestión profundizada severamente en los últimos meses; una seria caída de la productividad clínica y que el modelo de transferencia de presupuesto sigue la regla crónica y atrasada de entregar recursos en forma creciente a ciertos establecimientos basado en las necesidades históricas. Esto se hace más evidente después de la constatación de una deuda cercana a los $100 mil millones con los proveedores de insumos.

Se hace más que urgente entonces procurar y proponer mecanismos distintos de transferencia presupuestaria, una relación distinta entre los diferentes actores de las redes asistenciales y especialmente una gobernanza moderna, con participación de los usuarios y flexibilidad real de gestión y administración de los recursos.

Y es que no será posible por simple matemática incrementar el presupuesto de salud a las tasas precedentes. Por esto, se debe procurar dar más salud con el mismo presupuesto. Tampoco será posible seguir con la actual gobernanza, que en algunos servicios ha terminado con verdaderas capturas de los establecimientos por parte de algunos gremios, con gran impacto ciudadano.

Las exigencias de los usuarios han cambiado y el modelo deberá adaptarse mejor a las nuevas necesidades con propuestas audaces y modernas, solidarias pero flexibles.

Nuevos incentivos en la atención primaria, gobiernos corporativos en los grandes hospitales, un Fonasa que actúe como un seguro público exigiendo accountability y con responsabilidad ejecutiva, un gobierno corporativo para dicho seguro y una gran y potente complementariedad público privada, son algunas alternativas que se deberán analizar para ofrecerle al país una mejor opción que la que existe hoy.

*El autor es médico y coordinador Comisión de Salud de Chile Vamos.

Más de Pulso

image beaconimage beaconimage beacon