Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Uruguay firma TLC con Chile, que lo acerca a una integración con la Alianza del Pacífico

logotipo de Pulso Pulso 05-10-2016 Juan Pablo Palacios

Montevideo.-Chile y Uruguay firmaron ayer un Tratado de Libre Comercio (TLC), que abre la puerta a este último a un acercamiento con la Alianza del Pacífico.

Esto además pavimenta el camino a otros países, como Argentina, que bajo la presidencia de Mauricio Macri han mostrado interés en una mayor integración con este bloque.

El acuerdo firmado ayer en Torre Ejecutiva, sede de gobierno en Montevideo, fue un considerado de última generación por los ministros de Relaciones Exteriores de Chile, Heraldo Muñoz, y Rodolfo Nin de Uruguay.

“Fue toda una experiencia para el análisis de todos estos temas nuevos que hicieron que trabajaran en el mismo 10 ministerios del Uruguay que terminaron con un resultado positivo”, sostuvo el canciller uruguayo. Añadió que “la misión de la cancillería en Uruguay es abrirse al mundo”, en una clara alusión al anhelo de ese país de abrirse más a la Alianza Pacífico que integran Chile, Perú, Colombia y México. Hoy Uruguay ya es observador en este bloque. 

Muñoz, por su parte, dijo que “estamos haciendo historia” con la firma del TLC y destacó los beneficios del acuerdo, que tiene capítulos inéditos en género y Pymes.

“Género es uno de los capítulos más innovadores de cualquier acuerdo que se haya firmado en materia de libre comercio a nivel mundial. Se busca enfatizar el papel de las mujeres en la creación de comercio e inversiones. Crecientemente en nuestros países las mujeres se han estado incorporando al mercado del trabajo y la idea es seguir estimado eso, que no sólo sea en cualquier posición, sino que en liderazgo y gerencia. Por lo tanto, se quiere apuntar a la equidad de género en el desarrollo económico”, precisó el canciller Muñoz.

Sobre Pymes, Muñoz detalló que el TLC contempla medidas para que este sector profundice su internacionalización, incorporándose a nuevos mercados.

Capítulos

El acuerdo, que se negoció en un tiempo récord de ocho meses, recoge y potencia aquellos aspectos ya negociados en el Acuerdo N°35 del Mercosur, e incorpora normas sobre el comercio de servicios, medidas sanitarias, sobre obstáculos técnicos al comercio, política de competencia, comercio electrónico, propiedad intelectual, cooperación, medio ambiente, normas laborales, coherencia regulatoria, y transparencia y anticorrupción.

En Propiedad Intelectual, se logró un tratamiento equilibrado entre los derechos de los innovadores sobre sus creaciones y el componente social de utilización de los conocimientos en beneficio de los ciudadanos. Asimismo, se articulan áreas ya acordadas en materia de Compras Públicas, Promoción de Inversiones y para evitar la Doble Tributación. 

Respecto al comercio de bienes, ambos países ya tenían arancel prácticamente cero y el TLC incorpora nuevos compromisos, como la voluntad de trabajar para eliminar los subsidios a las exportaciones agropecuarias. Se añade un capítulo de Facilitación de Comercio, en el que, por ejemplo, se incluyen procedimientos que permitan el despacho de mercancías en lo posible dentro de las 48 horas de su arribo. Asimismo, se implementan y fortalecen las Ventanillas Únicas de Comercio Exterior (VUCE), con el fin de lograr la interoperabilidad de las mismas.

En cuanto al comercio de servicios se otorgan importantes garantías a los proveedores nacionales de servicios en sus exportaciones a Uruguay, ya que les asegura el derecho a un trato no discriminatorio. También se permitirá que leas empresas participen en licitaciones de compras públicas tanto en Uruguay como en Chile.

Respecto al tema Laboral, por primera vez Uruguay adopta un TLC con un capítulo sobre esta materia. Ambos países se comprometen al cumplimiento de su legislación laboral y a aplicar y promover las normas reconocidas internacionalmente. Incorpora disposiciones sobre transparencia y participación de la sociedad civil; así como Responsabilidad Social Corporativa.

El acuerdo también considera el compromiso de no relajar la normativa ambiental con el fin de alentar el comercio o la inversión.

Según informó El País de Uruguay, el rumbo que está tomando la política exterior de Tabaré Vázquez preocupa al Frente Amplio que mira con desconfianza este tipo de acuerdos bilaterales.

La principal central sindical de ese país entiende que, como el comercio bilateral con Chile ya está básicamente desgravado, un nuevo convenio no resultaba necesario y puede resultar inconveniente si se traduce en una aproximación a la Alianza del Pacífico, de la que ellos desconfían.

Tras la audiencia privada donde se firmó el TLC y estuvo presente el Presidente de Uruguay Tabaré Vázquez, los cancilleres confirmaron que se ha estado conversando sobre la situación del Mercosur. En la reunión también se analizó el fallido acuerdo de paz en Colombia.

En 2015 el intercambio comercial totalizó US$ 347 millones. La inversión chilena en Uruguay equivale a US$ 4.500 millones, con más de 70 empresas chilenas invirtiendo y generando alrededor de 10 mil empleos.

Más de Pulso

image beaconimage beaconimage beacon