Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Víctor Torres: "La izquierdización no es el problema de la DC, sino la conducción política"

logotipo de Pulso Pulso 23-12-2016 Jaime Sánchez

El diputado y candidato a presidir la DC, Víctor Torres, cree que el partido se ha divorciado de la ciudadanía, algo que “es urgente poder revertir para poder captar una adhesión importante”, dice.

Para esto enfatiza que la DC debe recuperar “los valores transformadores que inspiraron a Frei y a Tomic” y no transformarlo “en un partido de centroderecha”, como asegura, quieren algunos sectores.

Respecto a la posibilidad de que la DC lleve candidato, el parlamentario recuerda que la decisión se debe tomar pensando en el partido y no en figuras personales.

¿Resiente no haber podido llegar a un acuerdo con Carolina Goic para haber tenido una lista más transversal? 

-Evidentemente nosotros tuvimos la intensión plena de llegar a un acuerdo  con la senadora Goic, pero que fuera un acuerdo que respetara no sólo la integración real de todos los sectores, sino que más importante aún era como podíamos coincidir respecto a algunas materias políticas que a nuestro juicio eran fundamental.

¿Por qué no se pudo llegar finalmente a un acuerdo? 

-Yo creo que la senadora Goic es quien debiera responder eso. Nosotros estuvimos hasta último minuto esperando la respuesta del proceso de negociación y, por otro lado, ver cuál era la posición que iba a tomar respecto de determinadas materias. 

¿Dividió Goic al partido con esta decisión?

-Faltó la capacidad de poder aunar mayor cantidad de sectores al interior del partido. Para poder concitar la unidad que se planteaba, a mi juicio las decisiones debieron haber sido otras tanto en el fondo como en la forma. Lamentablemente las consecuencias de haber hecho eso están a la vista y hoy día hay competencia.

Al interior de la DC hay sectores críticos de las reformas y la Nueva Mayoría. Si gana la elección interna, ¿cómo va a ser su relación con la oposición que van a representar estos grupos más conservadores?

-Yo tengo profundas diferencias con lo que ha planteado “Progresismo con Progreso”, pero en el campo de las ideas y del debate político es fundamental que tengamos plenas garantía y es lo que nosotros vamos a dar, que estas tesis políticas puedan ser sustentadas y debatidas para que sea entonces el partido mismo el que zanje. Y en eso obviamente creo que nosotros tenemos un posición que es mayoritaria respecto a ellos.

¿Cree que “Progresismo con Progreso” tiene arraigo en las bases de la DC o lo ve más bien como una influencia mediática? 

-Es un grupo incipiente que está levantando una tesis que empuja a la Democracia Cristiana a la centroderecha. En ese sentido, creo que no tiene sustento tan arraigado al interior de la militancia de la Democracia Cristiana.

Durante este período ha surgido al interior de su partido la idea de que la DC ha perdido fuerza frente a la izquierdización del bloque, y que ha sido maltratada. ¿Comparte esta mirada?

-La izquierdización no es el problema de la DC, sino la conducción política o falta de claridad política respecto a temas que son importantes y que afectan a la ciudadanía. Se ha perdido la sintonía con la gente y, por lo tanto, el partido termina generando un divorcio respecto de la realidad que es urgente poder revertir para poder captar una adhesión importante que nos permita recuperar el peso que siempre tuvo la DC en el contexto político nacional.

¿Ha perdido identidad la DC?

-La pérdida de identidad se traduce fundamentalmente en no haberle dado coherencia a la evolución histórica de la DC. Existe un quiebre que hay tratar de recuperar, pero eso no significa transformar a la DC en un partido bisagra o en un partido de centro o centro derecha como algunos quieren, sino más bien rescatar los valores transformadores que inspiraron a (Eduardo) Frei y a (Radomiro) Tomic para hacer grande a la DC.

¿Cuál es la identidad que usted pretende darle a la DC?

-La identidad de un partido de vanguardia que se sustenta en los valores del pluralismo, en los valores de la tolerancia de inclusión social y que tiene una visión transformadora de Chile para poder combatir la injusticia social.

¿Ve a la DC trabajando con Revolución Democrática o con  el PRO en una futura coalición?

-Para que RD o el PRO pudieran estar en una misma coalición  con la DC evidentemente debería haber una confluencia programática. Lo más probable es que no sea así, por las diferencias que se han demostrado en este tiempo.

¿Y una próxima coalición debiera ampliarse a la izquierda? 

-Debiera ampliarse a todos los partidos, insisto que se sientan convocados por un proyecto común.

¿Está la DC a tiempo para levantar una candidatura presidencial propia? 

-No podemos renunciar a priori  a esa posibilidad. Es complejo tratar de instalar una figura, que quiera cumplir, ese rol en tan poco tiempo. Es necesario recordar que el partido es lo primordial por sobre las figuras personales. En ese sentido, espero que tomemos la decisión pensando en cómo fortalecemos al partido.  

¿La candidatura propia no debe ser a cualquier costo?

-No podemos caer en ese espejismo electoral del chovinismo y de insistir de manera obtusa en determinadas tesis si estas terminan siendo perjudiciales. 

En el partido insisten en llevar candidato propio...

-Si queremos insistir en llevar candidato tenemos que primero definir si ese candidato o candidata va a ser partícipe de un conglomerado o no. Si va ir a la primaria o no y, segundo, establecer garantías que permitan que todas las personalidades dentro de la DC que estén disponible tengan garantías de poder competir en igualdad de condiciones.

De no llevar candidato propio las opciones serían Ricardo Lagos o Alejandro Guillier, ¿cuál lo convence más?

-Es muy temprano para tomar una definición de candidatos que no sean los que pueda proponer el partido, mientras el partido siga con la decisión de llevar un nombre propio.

Más de Pulso

image beaconimage beaconimage beacon