Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Valdés sufre su peor derrota en el Congreso tras rechazo de reajuste en Comisión Mixta

logotipo de Pulso Pulso 03-11-2016 Juan Pablo Palacios

Valparaíso.-De nada sirvieron los esfuerzos que hasta última hora realizó el Gobierno para salvar el reajuste salarial del sector público, luego que la Comisión Mixta de diputados y senadores no lograra acuerdo respecto de la idea de mantener el 3,2% de incremento que planteó desde un inicio el ejecutivo, en otra muestra de la disputa entre la Nueva Mayoría y La Moneda.

El debate se forzó después que ayer la Sala de la Cámara de Diputados acordó rechazar los cambios efectuados por el Senado al proyecto, que reponía el porcentaje del 3,2% -que había sido rechazado la semana pasada por los diputados- y que el reajuste no se aplicaría a las remuneraciones iguales o superiores a los $4.800.000. Ello consideraba bonos por término de negociación de $100.000, para los trabajadores con remuneración líquida (a noviembre) igual o inferior a $550.000; y de $73.500, para los funcionarios con remuneración líquida superior a los $550.000 e igual o inferior a $770.000.

Con el objeto de buscar un nuevo guarismo, se forzó la discusión hacia una Comisión Mixta. Ello implicó el despliegue de la mayoría del comité político de ministros, incluido el subsecretario del interior Mahmud Aleuy, para apoyar al titular de Hacienda, Rodrigo Valdés, en las negociaciones con los parlamentarios. Pero ello no fue suficiente para impedir que los empleados públicos se quedaran sin reajuste tras el desacuerdo de la Comisión Mixta.

Durante el debate en la mixta el Gobierno planteó varias propuestas para salvar el proyecto. La primera apuntaba a mantener el reajuste en 3,2% y mover sólo el bono por término de conflicto, reduciendo la línea de corte desde $4.800.000 a $4.500.000. Ello implicaba dos opciones, una escalonada por tramos y otra en subir en $5 mil cada bono de los tramos aprobados por el Senado. Ambas fórmulas implicaban que aumentaría la cobertura de los bonos en 63.700 personas.

Dicha propuesta no contó con el respaldo mayoritario de los parlamentarios, lo que llevó al ejecutivo a plantear una nueva propuesta, que implicaba bajar la línea de corte a $4.400.000. Esto permitiría mayores bonos, también escalonados por tramo.

La última oferta también fue desestimada por los parlamentarios, lo que en la votación en la comisión mixta significó el rechazo de la oposición y el voto dividido del oficialismo, donde los diputados Pablo Lorenzini (DC) y Enrique Jaramillo (PPD) optaron por votar en contra de esa oferta.

En la práctica esto significa que los empleados públicos no tendrán reajuste de salarios este año, salvo los aguinaldos y otros bonos que fueron aprobados por diputados y senadores.

Ante ello, el presidente de la Agrupación Nacional de Empleados Fiscales (ANEF), Raúl de la Puente, anunció que solicitarán a la Presidenta Michelle Bachelet presentar un veto de insistencia para evitar que este año los empleados fiscales se queden sin reajuste salarial.

Esteban Maturana, presidente de la Confusam, indicó que “en estas condiciones no podemos deponer el paro. Yo le quiero pedir disculpas a la población, pero es triste, lamentable lo que está ocurriendo. El Gobierno nuevamente ha optado por la lógica de los números, por la lógica tecnocrática”.

En tanto, el ministro de Hacienda, Rodrigo Valdés, anticipó que buscarán un mecanismo para volver a discutir el reajuste en el Congreso, pero confirmó que se mantendrá en un 3,2%. “Es la mejor oferta que hicimos en la mesa y que hicimos acá (en el Congreso), eso no se va a modificar. Estamos en márgenes bastante exiguos, si hubiésemos tenido los recursos para eso, créanme que la oferta hubiese sido mayor”.

El senador DC, Jorge Pizarro, quien presidió la comisión mixta, explicó que en la instancia votó en contra la oposición y dos diputados de Gobierno, algo que más tarde fue desmentido por el jefe de la bancada de diputados de la falange Fuad Chahín. El senador (UDI), Juan Antonio Coloma, cuestionó el rol del Ejecutivo en la discusión del proyecto. “No sé en qué otro país del mundo los partidarios del gobierno rechazan los proyectos del gobierno (…) Están objetivamente peleados y no tienen votos para ponerse de acuerdo en nada”, sentenció.

Más de Pulso

image beaconimage beaconimage beacon