Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Van Rysselberghe dice que "no está zanjado" apoyo a Piñera y realiza gesto a Longueira

logotipo de Pulso Pulso 13-12-2016 Natalia Olivares

A menos de 24 horas de ganar la presidencia de la UDI, la senadora Jacqueline Van Rysselberghe ya tomó las primeras definiciones de su mandato, que partirá oficialmente el próximo 7 de enero, cuando sesione el Consejo General del partido.

Es así que la parlamentaria ya resolvió quiénes llenarán los dos cupos discrecionales que tiene aún su directiva: el ex presidente de la juventud UDI Álvaro Pillado -cercano al senador Juan Antonio Coloma, quien también será vicepresidente- y el ex diputado Giovanni Calderón.

Y no sólo eso, la futura líder UDI resolvió también reimpulsar el “estamento poblacional” del partido, emulando el departamento surgido en 1984 en los inicios de la colectividad, y que estuvo a cargo de Luis Cordero y Alfredo Galdames. Dicha instancia también tuvo como director a Pablo Longueira y fue base del discurso de la “UDI popular”.

Además, anticipándose a un complejo proceso de refichaje, la senadora espera convocar a dos consejos regionales prontamente: uno en el norte, y otro en el sur del país. El partido espera llegar a 22 mil en abril próximo, y sólo llevaron a las urnas 6800 militantes. 

Otro de los puntos que la  senadora marcó fue en materia presidencial. Y si bien como candidata prácticamente desechó la opción de una carta militante -a diferencia de su contrincante, que quería impulsar un presidenciable UDI a primarias- e incluso advirtió su temor que una opción del gremialismo sacara menos votos que Evópoli, ayer relativizó un inmediato apoyo al ex Presidente Sebastián Piñera.

Afirmó que la decisión presidencial será resultado de un “proceso colectivo” del partido, y que se deben discutir los lineamientos de un futuro Gobierno para ponerlos sobre la mesa. En esa misma línea, incluso se abrió a la posibilidad que el tema no se resuelva el próximo 7 de enero, y que deba convocar a un segundo Consejo General.

“Este es un proceso que tiene que ser colectivo, esta no es una decisión de la directiva”, explicó. Más temprano había afirmado que “no es un tema que esté zanjado” el apoyo a Piñera.

El ex mandatario sigue envuelto en coletazos por el caso Bancard y ayer, haciendo eco de los reclamos del ex mandatario, el Fiscal Nacional Jorge Abbott desmintió que existan filtraciones desde el Ministerio Público respecto al caso que cuenta con un periodo de reserva de 40 días. Asimismo, ayer la Nueva Mayoría cuestionó las nuevos antecedentes que se conocieron del ex mandatario respecto a las  inversiones de su family office en sociedades, que además de las Islas Vírgenes Británicas tienen operación en Luxemburgo. La senadora y líder DC, Carolina Goic, dijo por ejemplo, que espera que Piñera actúe “con total transparencia”.

Los planes de Bellolio

Con el 37% de los votos, el diputado Jaime Bellolio no piensa dejar ir su proyecto. De hecho, apenas conocidos los resultados, twitteó que si bien habían “perdido el clásico, no el campeonato”. A juicio del diputado, la UDI no puede decidir más entre cuatro paredes tras estas elecciones, por lo que esperan que sus propuestas sean incorporadas.

En lo concreto, su sector espera ganar terreno en la renovación de la comisión política del partido que se hará en el Consejo General de enero, y desde ahí pelear su proyecto “Una UDI para Chile”, ya que la decisión del grupo “no es irnos, vamos a agarrar ese 40% y armarlo bien”, dijo en EmolTV. Algunos cupos de dicho estamento se elegirán con votación en el consejo, y los aspirantes deben contar con patrocinios.

Más de Pulso

image beaconimage beaconimage beacon