Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Venezuela rechaza posible suspensión del Mercosur impulsada por sus fundadores

logotipo de Pulso Pulso 15-09-2016 Agencias

Los miembros fundadores del Mercosur, dieron un ultimátum a Venezuela, advirtiendo que el país tendrá hasta diciembre para cumplir con los requisitos de membresía o será suspendido del grupo. La respuesta del Gobierno de Nicolás Maduro no se hizo esperar, rechazando de plano el posible castigo. 

Venezuela no cumplió con los compromisos que asumió cuando se incorporó al Mercado Común del Sur (Mercosur) en 2006 y se le ha dado tiempo hasta el primero de diciembre para evitar la suspensión, según una declaración de los cuatro ministros de Relaciones Exteriores de los miembros fundadores, Brasil, Argentina, Paraguay y Uruguay. 

Caracas tampoco ocupará la presidencia rotativa del bloque este año, según los ministros, quienes dijeron que su decisión apunta a “preservar y fortalecer el Mercosur”. El país petrolero debió asumir en junio, pero fue impedida por no implementar un acuerdo económico conjunto y un compromiso para proteger los derechos humanos.

Así, los cuatro países originales compartirán el liderazgo del bloque económico.

“Venezuela, en ejercicio pleno de la presidencia pro tempore de Mercosur, y en resguardo de sus tratados, rechaza declaración de la Triple Alianza”, escribió la canciller venezolana Delcy Rodríguez en su cuenta de Twitter @DrodriguezVen.

Venezuela sostiene que preside Mercosur y ha denunciado una “triple alianza” en su contra, compuesta por los gobiernos de “derecha extremista” de Argentina, Brasil y Paraguay.

“En Mercosur las decisiones se adoptan por consenso y respetando las normas de funcionamiento. No permitiremos violaciones a los tratados”, se quejó Rodríguez. “Pretender destruir Mercosur mediante artimañas antijurídicas es reflejo de la intolerancia política y desesperación de burócratas”.

Venezuela sin aliados. La disputa sobre el liderazgo paralizó las operaciones cotidianas del Mercosur y las negociaciones comerciales con otros países y bloques, lo que finalmente obligó a Uruguay a aceptar una postura más dura ante Venezuela.

Pero el ultimátum del bloque original es la señal más clara de que la paciencia con el gobierno del presidente Nicolás Maduro se está agotando en una región en la que muchos de sus aliados de izquierda han sido reemplazados en los últimos años. 

El martes en una entrevista, el presidente de Argentina Mauricio Macri expresó su “disgusto” por el historial de Venezuela en derechos humanos y acusó a Maduro de obstaculizar los planes de realizar un referéndum revocatorio de su mandato.

Chile ha acusado a Venezuela de no respetar el debido proceso y esta semana Brasil dijo estar “muy preocupado” por el aumento de las detenciones arbitrarias en Venezuela. El ministro de Relaciones Exteriores de Brasil José Serra señaló el mes pasado que Maduro está imponiendo un régimen “autoritario” a su país.

Mientras tanto, Venezuela recibió a delegados de países como Cuba, Irán, Corea del Norte y Siria durante una cumbre del Movimiento No Alineado que se inició el martes en la isla Margarita.

Una inflación de tres dígitos y la escasez de la mayoría de los productos básicos han contribuido a hacer caer el índice de aprobación de Maduro a cerca del 20 por ciento. Cientos de miles de personas han realizado manifestaciones contra él en Venezuela.

Más de Pulso

image beaconimage beaconimage beacon