Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Verónica Pinilla, nueva incorporación al equipo de Lagos: "Él no es el del primer gobierno"

logotipo de Pulso Pulso 10-11-2016 Gladys Piérola

La socióloga y vicepresidenta del PPD, Verónica Pinilla, hace unos días se convirtió en la última incorporación del incipiente equipo programático -que bajo la coordinación de Máximo Pacheco- está trabajando para la candidatura de Ricardo Lagos. “Estamos interesados en ayudar que el próximo año el Presidente Lagos esté en la papeleta”, asegura la experta en políticas sociales. Con su nombre, se reafirma el carácter más ciudadano, joven y técnico de los nuevos consejeros del ex jefe de Estado. Por ello, Pinilla aclara que su trabajo más que un guiño al PPD “es un una responsabilidad como militante, convencida” del proyecto que quiere liderar Lagos.

¿Cuál es la principal barrera que tiene hoy Lagos para afianzar su candidatura?

-El desafío que tiene Ricardo Lagos y todos los candidatos es como revertimos la apatía y la falta de preocupación por la política y por este proyecto de desarrollo. Eso nos puede jugar en contra, no sólo a la centroizquierda, también a la derecha. Lagos conjuga elementos que en este momento son súper importantes como la capacidad de liderazgo. Lo que necesitamos hoy es un liderazgo -no de imponer cosas- que tenga una disposición a tomar de decisiones, las que pueden ser difíciles y en momento difíciles. Las encuestas no pueden ser la única fuente, menos para tomar decisiones políticas. Eso es súper errado, es insuficiente. Es tener una mirada muy estrecha de lo que necesitamos hacer. 

Pero, ¿es suficiente?

-Él no es el del primer período. Es un capital político que hoy tiene: una disposición evidente de escuchar a la ciudadanía y los movimientos sociales. Hacerse una idea al respecto y tener su propia interpretación. Aquí las interpretaciones son súper válidas. Cómo interpretas la sociedad de hoy, cómo interpretas los movimientos sociales.

Sin embargo, contendores como el senador Guillier, critican que representa la vieja política...

-La antigua y la nueva política tienen que ver con los ciclos que se han vivido. Hoy estamos enfrentados a un conjunto de desafíos que hace 15 o 20 años no estábamos enfrentados. Hoy los chilenos son ciudadanos que tienen otras condiciones mucho más empoderados. El Ricardo Lagos de antes respondía a un escenario, respondía a una Concertación, respondía a un marco político completamente distinto al que estamos viviendo hoy. El desafío es ser capaces de construir un programa que dé cuenta del nuevo modelo hoy. Lagos como opción presidencial tiene que escuchar a la población, tiene que escuchar a todos los actores, tiene que ser capaz de interpretar las necesidades de la población. A partir de eso, construir colectivamente, no individualmente. No nos sirve un proyecto que venga sólo y exclusivo de Ricardo Lagos. Hubo críticas a su libro, pero eso fue una puesta de temas en la mesa para empezar a conversar y hoy, con la falta de reflexión que tenemos en tantas cosas, me parece súper interesante. Me parece que es raro escuchar a senadores que hoy son candidatos, decir que no vienen de la política, si son senadores, las personas votaron por ellos, trabajan y viven en un sistema político. 

¿Crees que la gente le cree a Lagos que cambió? 

-Yo le creo. Le van a creer en la medida que él demuestre. Uno de los elementos para salir de la situación en la que estamos es que no sólo tenemos que declarar buenas intenciones, tenemos que ser capaces de llevar a la acción esas intenciones. Lagos tiene que demostrarlo y tenemos que ser capaces de convertir esos deseos en acción. Por ejemplo, las declaraciones en apoyo al aborto.

Pero esos temas “valóricos” junto a algunas reformas han divido a la NM, ¿ sus propuestas serán rectificar o profundizar? 

-El ex Presidente Lagos lo ha dicho con claridad. Ha insistido en que las bases de las reformas están instaladas y que esas reformas tenemos que seguir trabajando y profundizarla. No sólo tenemos que ponerle corazón, también tenemos que ponerle forma. Tenemos que ajustarlas obviamente y hacer que la sociedad aprenda a vivir con las reformas.

¿Sigue en pie llevar un candidato único del PS - PPD? 

-Tengo un tremendo respeto por el PS. Ellos tienen que resolver sus conflictos internos, tienen mecanismo para hacerlo y la presidenta del PS ha dicho que buscarán la opción más democrática y espero que sea así. Desde mi corazón PPD, me gustaría que estos dos partidos que son cercanos y tienen una historia en común, tengan un candidato único. Si hay coqueteo en el PS con otro candidato, está bien no los puedo juzgar y están en todo su derecho, pero lo que tiene que primar para el PS y el PPD fundamentalmente es la necesidad y la convicción que las ideas deben estar por delante.

Más de Pulso

image beaconimage beaconimage beacon