Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Vergara afirma que TPM no debe actuar ante shock inflacionario externo

logotipo de Pulso Pulso 21-09-2016 Carlos Alonso

La inflación anualizada se ubicó en agosto en 3,4%, situándose por primera vez, después de 27 meses, dentro del rango del Banco Central (2% y 4%) con expectativas muy ancladas en la meta de 3%, abriendo el apetito de algunos agentes de la posibilidad de un mayor relajo en la tasa de política monetaria (TPM), hoy en 3,5%.

Pero el presidente del instituto emisor, Rodrigo Vergara subrayó que la política monetaria no debe sobre reaccionar. “El tipo de cambio se ha depreciado (dólar) y eso genera una convergencia de la inflación hacia la meta más rápido de lo que se esperaba” reconoció durante su exposición en las Jornadas Monetarias y Bancarias organizada por el Banco Central (BC) argentino. 

No obstante, precisó que “de la misma forma en que se actuó cuando la inflación subió incluso sobre la meta, no vamos a reaccionar en el sentido inverso si las expectativas se mantienen ancladas. Es decir, si la inflación se ubica por debajo de nuestra meta por causa de una depreciación del dólar. Ahora, si se producen efectos de segunda vuelta habría que actuar”. 

Para Vergara se debe tener cuidado con buscar una meta de volatilidad (en el dólar), ya que puede generar efectos colaterales para la economía. “El único problema es que por tener una meta de volatilidad (la política monetaria) termine siendo pro cíclica. Si tenemos un shock de oferta, la inflación va a subir, la actividad va a bajar y si quiere frenar la inflación voy a terminar con una política monetaria más restrictiva haciendo más pronunciado el ciclo económico”, afirmó. 

El presidente del instituto emisor añadió además que es positivo que el BC haya avanzado en hacer más transparente sus decisiones. 

“Pasaron los años en que el BC era una especie de caja negra que sorprendía. Hoy día los bancos centrales son trasparentes y en general no debieran sorprender. Hay mucha información y ponen toda la información disponible para el público”, dijo. 

En cuanto a la efectividad de la meta de inflación, aseveró que “desde el 2000 a la fecha el Banco Central tiene una meta de 3% con un rango de tolerancia de 2% y 4%. Desde esa fecha en promedio los precios han estado en 3,3%, muy cercano a la meta, sin embargo, con volatilidad porque Chile es una economía pequeña abierta a shock externo por lo que es natural que haya volatilidad. Hemos tenido períodos con inflación por arriba y por debajo de la meta. Sin embargo, lo importante es tener un claro compromiso con la estabilidad de precios”. 

Mientras, que el ex presidente de ente rector, José de Gregorio, quien también participó en estas jornadas sostuvo que “lo primero que se debe explicar es por qué hay inflación; y una de ellas se debe a razones fiscales y a una debilidad institucional para dar credibilidad, por lo que es positivo que los Bancos sean autónomos con metas claras de inflación, ya que cuando esto pasa se estabiliza el ciclo económico”.

Además precisó que “los problemas estructurales de las economías no se combaten con política monetaria, por ejemplo si hay un problema con el desempleo, la política monetaria tiene un límite. Por eso hoy en día los países se han movido hacia metas de inflación flexibles”.

Más de Pulso

image beaconimage beaconimage beacon