Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Virus y sequías nublan las perspectivas de precios de la carne a nivel global

logotipo de Pulso Pulso 28-05-2014

Los aficionados a los asados que están alistando el carbón se preparan también para un shock a medida que el precio de las costillas de cerdo y de los bistec ha saltado en el último año.

Los precios del cerdo subieron luego de que un virus que diezmó a los cerdos en Norteamérica se expandiera a Latinoamérica  y Asia. Los precios de la carne también han subido a medida que la sequía en las regiones ganaderas de EEUU, Australia y Nueva Zelandia ha reducido el ganado ante la creciente demanda. Se espera que los precios sigan altos este año porque la presión sobre la oferta no muestra señales de ceder, según analistas.

“No hay señales de que los precios de la carne caigan globalmente, y en el cerdo el virus ha tenido un gran impacto”, dijo Albert Vernooij, analista de Rabobank.

Los precios de la carne de cerdo en la bolsa de Chicago (CME, su sigla en inglés) han subido 37% en lo que va del año, mientras el precio de los novillos de engorda en la CME, están cerca de sus máximos, tras subir 16% desde comienzos de año.

Debido al brote de la epidemia del virus de diarrea en Estados Unidos, México, Japón y Corea del Sur, Rabobank ahora espera que la producción global de la carne porcina caiga en 2014 en vez de la proyección anterior de un aumento de 1,3%.

El banco proyecta una “caída significativa en la producción de carne de cerdo en Estados Unidos” de 6% a 7% en 2014, mientras la producción en México caería casi 10% debido al virus, que golpeó a los ganaderos en el verano boreal de 2013.

La producción de carne también se ha visto afectada. El Departamento de Agricultura (USDA, su sigla en inglés) de EEUU espera que la producción de ese país esté en su nivel más bajo en 20 años en 2014. “La sequía en Texas y Oklahoma ha empeorado de cierta forma en el último mes, complicando más la producción de carne”, dijo la semana pasada.

La sequía en Australia ha obligado a los productores a sacrificar parte del ganado, reduciendo aún más la oferta, mientras Nueva Zelandia también se ha visto afectado por condiciones climáticas más secas. Los precios también han subido en Brasil, que sufrió una sequía sin precedentes a inicio de año.

Es poco probable que los mayores precios desincentiven la demanda, especialmente de China, cuya industria local no puede hacer frente al creciente apetito por carne. El USDA espera que el crecimiento adicional de la demanda suba en países como Venezuela, Angola, Chile y Arabia Saudita. El aumento en los precios mayoristas está llevando a la inflación de los precios minoristas, especialmente en EEUU.

El USDA dijo la semana pasada que los precios minoristas de la carne de cerdo subieron 3,2% en abril en comparación con el mes anterior, el mayor avance mensual desde 1996.

Mientras, los precios de la carne de vacuno subieron 3% en comparación con marzo y subieron casi 10% desde el comienzo del año. “Es el mayor incremento de tres meses en los precios minoristas de la carne desde fines de 2003”, dijo. El inventario de ganado en el país ha caído al menor nivel desde 1951.

Más de Pulso

image beaconimage beaconimage beacon