Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

VUCA Chile 2017: seremos mucho más lábiles y desiguales

logotipo de Pulso Pulso 22-12-2016

VUCA, un acrónimo introducido por el U.S. Army War College a fines de la Guerra Fría, para describir la multilateralidad de problemas: “Volatality, uncertainty, complexity and ambiguity”. Ingredientes todos presentes hace ya más de dos años en Chile, pero ahora viene el frenazo real debido a que el abanico de riesgos internos ha adquirido su mayor expresión de los últimos 30 años. VUCA es la evaluación del contexto y no un indicador calculable. Nadie se atreve a efectuar pronósticos de la probable severidad que viviremos. Todos se sienten muy cómodos realizando evaluaciones y dopándonos con los lagging indicators. Peor es cuando escuchamos a quienes nos intentan convencer que VUCA es la condición general de mundo.

VUCA, fidedigno retrato, porque nuestro país ya arribó a niveles muy reducidos de capacidad de maniobra ante las adversidades auto infligidas. En julio mencioné que todos nuestros key leadding indicators van con pendiente negativa. Los ejercicios de stress testing sobran. Además, la ciudadanía se encuentra cansada, desorientada de cara al futuro y hastiada de manipulaciones. En consecuencia, ¡VUCA no es una cuestión idiopática! Bajarle el perfil es cinismo. Resulta análogo compararlo a cuando una empresa requiere un salvataje completo que incluya cambiar hasta su modelo de negocios, pero sus controladores sólo se dedican a refinanciar sus pasivos manteniendo el resto constante.

Estamos padeciendo un poder centralista culpable de esta situación, no sólo de parte del Gobierno, sino también de la actual oposición. Cúpulas políticas añejas, inmisericordes y de ignorancia absoluta de la modernidad, con un libreto cuidadosamente estudiado y sociológicamente examinado, que sólo ofrecen meras fantasías falaces, como aquellas que dicen que “el mercado es corrupto” o “dinamismo acotado”, cuando en verdad el crecimiento marginal es negativo; que más Estado sería el opio del progreso. Lo “políticamente correcto” unido indisolublemente al “establishment” serán los principales ejes del ajedrez. Sin embargo, este lazo podría arrastrarnos a una literal “descarga social electrostática”. Así como se presenta el panorama, Dios nos encuentre confesados.

Seguir hablando de izquierda y derecha, de retroexcavar o mantener modelos a ultranza, escuchar candidatos mesiánicos, nos hace muy mal y acrecentará VUCA. Ya tenemos más que suficiente con el hecho irrefutable de que Chile no se recupera antes de 2021, y ello se logrará asumiendo que quien gobierne sea un líder para tiempos VUCA.

*El autor es director de empresas familiares, member of National Association of Corporate Directors-Washington y fellow & mentor Family Firm Institute–Boston (equity@equitysbc.com).

Más de Pulso

image beaconimage beaconimage beacon