Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Walker y Landerretche defienden subsidiariedad como rol del Estado

logotipo de Pulso Pulso 16-09-2016 Juan Pablo Palacios

El senador Ignacio Walker (DC) y el ex ministro de Energía, Oscar Landerretche (PS), sostuvieron un intenso debate en la segunda jornada del seminario “Orden Económico Constitucional”, organizado por la Universidad de Talca, la Fundación Chile 21 y la Fundación Friedrich Ebert.

En su intervención, Landerretche desmitificó uno de los conceptos que más diferencias ha generado en esta discusión: la mantención del principio de subsidiariedad por parte del Estado en la nueva carta magna.

“El liberalismo criollo nunca ha sido partidario de la subsidiariedad. Subsidiariedad no es Adam Smith, eso se llama mano invisible. Eso es sólo una expresión de la subsidiariedad, pero no es la expresión clásica. Está la tradición federalista y descentralizadora que está hoy en el debate en la Unión Europea. Hay un pensamiento que es el del respeto hacia las personas, el respeto hacia las asociaciones intermedias y la necesidad de que el Estado garantice y promueva el desarrollo de la sociedad civil. Es un concepto en el que podemos producir acuerdos amplios, concepto en torno al cual los liberales contractualistas, socialdemócratas y socialcristianos pueden llegar a acuerdos y esto es necesario para desarrollar una nueva Constitución, es un espacio de encuentro que no podemos desaprovechar”, explicó el economista.

Landerretche también defendió que en la nueva Constitución se profundice el rol del Estado emprendedor y coordinador público-privado. 

“Los mercados son incompletos respecto del futuro porque son miopes. Por lo tanto, fallan en la coordinación a largo plazo. La economía norteamericana tiene un Estado que juega un rol fundamental en esta coordinación de largo plazo (…). O sea el Estado emprendedor y coordinador de los esfuerzos de largo plazo, es algo que existe y nos obliga a que en la nueva Constitución sea algo que nos permita tener un Estado más eficiente. Nada indica en los análisis que este Estado emprendedor requiera más empresas públicas, lo que se requiere es que actuemos de acuerdo a nuestras condiciones. En Chile llevamos las privatizaciones a un extremo”, dijo el académico.

Por su parte, el senador Ignacio Walker coincidió con Landerretche en las virtudes del principio de subsidiariedad, pero discrepó en la idea de mantenerlo en la Carta fundamental. “Me encanta la defensa que hace Óscar de la subsidiariedad, porque ha habido una verdadera caricatura de lo que ha sido este concepto, pero prefiero que esos conceptos no estén en esa nueva Constitución”, acotó Walker.

El ex timonel de la DC enfatizó que “las buenas constituciones en el mundo no son programáticas, son reglas de juego claras y muy breves”.

Respecto del rol del Estado coordinador, Walker señaló: “Suscribo eso, pero entendiendo que la actividad productiva y la suscripción de bienes y servicios es función principal de las empresas. El Estado tiene que tener un rol activo en materia de regulación y por supuesto produciendo equilibrios”.

Más de Pulso

image beaconimage beaconimage beacon