Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

WEF: normativa laboral es el principal problema para hacer negocios en Chile

logotipo de La Tercera La Tercera 30-09-2015

© Getty En la última década, Chile ha perdido terreno sostenidamente en el Ranking de Competividad Global que anualmente elabora el World Economic Forum (WEF) con el apoyo de la Escuela de Gobierno de la Universidad Adolfo Ibáñez (UAI).

Los resultados preliminares del informe 2015-2016 corroboran esa afirmación. Aunque sigue liderando en América Latina, Chile retrocedió dos lugares frente a la anterior medición, hasta el puesto 35, y completó un retroceso de 13 posiciones desde el primer reporte correspondiente a 2004-2005.

La medición de este año, que contempla 140 economías de todo el mundo, fue encabezado por séptima vez consecutiva por Suiza, Singapur y Estados Unidos. Les siguen Alemania, que escaló un puesto, y Holanda, que avanzó tres.

El ranking examina la competitividad en base a tres subíndices y 12 pilares asociados a ellos: requerimientos básicos (instituciones, infraestructura, entorno macroeconómico, salud y educación primaria); potenciadores de eficiencia (educación superior y capacitación, eficiencia del mercado de bienes, eficiencia del mercado laboral, desarrollo del mercado financiero, tecnología, tamaño del mercado), y sofisticación e innovación (sofisticación de negocios, innovación).

En el subíndice de requerimientos básicos, Chile cedió seis lugares, hasta el puesto 36. En potenciadores de eficiencia pasó del 29 al 31, y en el sofisticación e innovación del 49 al 50.

El informe del WEF revela que el país retrocedió en nueve de los 12 pilares y que la mayor baja - de 13 lugares- se registra en la eficiencia del mercado laboral (correspondiente al subíndice de potenciadores de eficiencia), cayendo del puesto 50 al 63.

En este pilar el país exhibe algunos de sus peores desempeños relativos, ubicándose 117 en costos de despido (medido en semanas de salario), y en la posición 110 en prácticas para la contratación y despido. En este último caso, se trata de una significativa caída de 44 posiciones respecto de la anterior medición. También el país se ubica en la posición 98 en el indicador sobre participación laboral de la mujer, retrocediendo un sitial en relación a 2014.

El documento identifica y puntúa, además, los que considera como los “factores más problemáticos para hacer negocios” y señala que en el caso de Chile, el principal está asociado a una regulación laboral restrictiva, seguido por fuerza laboral inadecuadamente educada, y burocracia gubernamental ineficiente.

Políticos y privados

Si bien el pilar instituciones (32) continúa como uno de los de mejor desempeño del país, el informe alerta que “hay una serie de variables que muestran un empeoramiento importante, lo cual probablemente es el reflejo de los acontecimientos ocurridos en el país en el último tiempo, y que se relacionan de manera negativa al mundo político y a la empresa privada”, dice el informe.

Así, la variable “Desvío de fondos públicos” da cuenta de un retroceso de ocho posiciones, hasta el puesto 31. También considerable es la caída en “Favoritismo en las decisiones de gobierno”, donde se retrocedió 15 posiciones, llegando al puesto 42. También se constata una pérdida de 18 lugares en la “Confianza en los partidos políticos”, del 35 al 53, y de siete puestos en “Pagos irregulares y sobornos” (28).

Siempre en el ámbito institucional, “Transparencia de las políticas de gobierno” retrocede seis lugares hasta la posición 26; “Comportamiento ético de las firmas” cae seis lugares, al 32; “Eficacia de los gobiernos corporativos” pierde 12 posiciones hasta el 40, y “Fortaleza de la protección a los inversionistas pierde 21 lugares, hasta el 55.

De entre los principales retrocesos en la medición general, destacan salud y educación primaria, donde pasó del puesto 70 al 74. Se trata del pilar con la peor posición relativa del país. Esta baja se explica en parte por un deterioro en ”Calidad de la educación primaria”, que este año retrocedió nueve puestos, “llegando a la posición 108, lo cual deja a Chile en el 25% de los países analizados con peor ubicación en esta variable”, señala el informe del WEF.

Aunque perdió dos lugares (19 al 21), el pilar desarrollo del mercado financiero continúa siendo el de mejor resultado del país.

Más de La Tercera

image beaconimage beaconimage beacon