Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Bárbara Rebolledo funó a Kenita con Luis Miguel! “Caminaban por la arena tomados de la mano”

logotipo de Glamorama Glamorama 16-02-2017 Cristián Farías

Kenita Larraín y Luis Miguel tuvieron un tórrido romance. Es un hecho. Ella lo confirmó. En 2009 incluso se publicó una foto del ídolo de la canción latina y la modelo chilena en un Casino de las islas Turcos y Caicos, junto a las Bahamas. Borrosa, pero donde se notaban claramente las siluetas.

Ese mismo año Bárbara Rebolledo estuvo en ese mismo casino de Turcos y Caicos y casi que en la misma mesa donde se sentaron el mexicano y Kenita. Y hoy en el matinal de Chilevisión, Barbarita desclasificó todo lo que le contaron testigos del apasionado affaire del “Sol de Mexico” y la María Eugenia Larraín. Este fue el relato de Rebolledo:

“Se especuló mucho con el tema de Kenita. Yo tengo una primicia que nunca he revelado. ¿Se acuerdan de la época que se decía que salían y todo y los chilenos negaban la relación? La prensa dudaba de lo que decía Kenita Larraín.

“Bueno, yo me fui de luna de miel a Turcos y Caicos. Estaba yo ahí, y de repente, con mi maridito, vamos al casino. Fuimos al casino, a servirnos algo. De repente llega alguien de la administración y me dice ‘¿ustedes son chilenos?’. ‘Sí’. ‘Bueno, ¿y son todas las mujeres así como usted, entonces?’. Yo estaba recién casada, me había emperifollado, con la guata pa dentro, todas las cosas cuando está recién casada.

“La cosa es que me dice: ‘Es que acá hay una chilena que nos ha dejado embobados’. Yo dije, ‘pero si es la primera vez que vengo’. Yo no comprendía la situación.

“Me dice: ‘Es que acá está… No sé si lo ubica, a un cantante, a Luis Miguel’. ‘Sí’. Y ahí yo empiezo como a… ‘¿Y con quién andaba Luis Miguel?’. ‘Bueno, por eso digo con una chilena estupenda, encantadora, rubia, ojos azules. Muy enamorados, muy coquetos, muy de cerca. Nosotros queríamos fotografiarlos, pero el staff de él no los permitía’.

“‘¡¿Y que más hicieron?!’. Y yo vuelvo a mi hotel y comienzo el reporteo interno. Porque a mi el periodismo me corre por las venas. Y comienzo a reportear en el hotel, en los muelles, en una islita a la que te llevaban y te dejaban solos para que tuvieras una tarde perdidos al lado de la laguna azul.

“Luego reportee en los restaurantes del pueblo. Y comienzo a reportear y me empiezan a dar información de que ambos caminaban por las arenas blancas tomados de la mano.

“Yo quería saber si estaban en el yate, si habían llegado vía yate, porque el yate existía todavía. Entonces, yo comienzo a preguntar además si habían ido a los restaurantes de por ahí. Si él había gastado plata en el casino. Todo esto yo se lo preguntaba haciéndome la tonta lesa, que es un personaje que yo tengo.

“Hay una parte importante de latinos en este lugar y todos decían que habían visto a Luis Miguel, el problema fue cuando me dijeron que no era la primera vez que iba. Con otras había ido también. Pero de que estuvo con Kenita, que fue con Kenita; que poluló y caminó por las playas, es verdad. Yo no los vi, pero es lo que me dijeron y es lo que yo reportié. Así que ella de verdad conoce a Luis Miguel, lo conoce”.

MÁS EN MSN
Las 28 mujeres de Luis Miguel

Las 28 mujeres de Luis Miguel

Más de Glamorama

image beaconimage beaconimage beacon