Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Plácido Domingo festejó y encantó en CorpArtes

logotipo de La Tercera La Tercera 12-01-2018 La Tercera
Plácido Domingo © La Tercera Plácido Domingo

La Obertura de El barbero de Sevilla de Rossini, interpretada por la Orquesta Filarmónica de Bogotá y dirigida por el norteamericano Eugene Kohn, aún resonaban en los oídos del público cuando Plácido Domingo (1941) apareció en el escenario de CorpArtes. Eran cerca de las 20.30 de este jueves y el tenor español, el cantante lírico vivo más importante del mundo, daba inicio al primero de los dos conciertos que lo tendrán de paso por Chile hasta el próximo lunes, celebrando los 50 años de su debut en nuestro país. El segundo encuentro, agendado para este domingo 14 en el Estadio Nacional, sumará a la cantante chilena Mon Laferte.

Fue una noche de celebraciones: al aniversario del tenor se sumó también el cumpleaños número 15 de CorpArtes. Previo al concierto, Alvaro Saieh y su hija Catalina, presidente y vicepresidenta de la fundación con sede en Rosario Norte, respectivamente, dieron la bienvenida al público y resaltaron la fecha.

“Era un sueño familiar dar cultura de calidad a todos”, dijo Catalina Saieh. “Financiamos la cultura en sus distintos ejes”, señaló el también presidente de CorpGroup, quien recordó a su hija Soledad Saieh, fallecida en agosto pasado, “primera directora ejecutiva de CorpArtes, pues sin ella esto no sería posible”.

Catalina y Alvaro Saieh, vicepresidenta y presidente de CorpArtes, respectivamente, dieron la bienvenida. © Proporcionado por Consorcio Digital S.A. Catalina y Alvaro Saieh, vicepresidenta y presidente de CorpArtes, respectivamente, dieron la bienvenida.

Catalina y Alvaro Saieh, vicepresidenta y presidente de CorpArtes, respectivamente, dieron la bienvenida.

Exposiciones nacionales e internacionales, la próxima muestra de Ai Weiwei, así como la realización de Sanfic son parte del legado de CorpArtes, que ha recibido más de un millón y medio de visitas en su centro cultural, como destacó Catalina Saieh.

Al concierto asistieron autoridades y personalidades del mundo político y cultural, como el alcalde de Las Condes Joaquín Lavín, la soprano Verónica Villarroel y el ministro de Cultura Ernesto Ottone.

Ellos y el público que llenó la sala le dieron una ovación de bienvenida a Plácido Domingo. El tenor comenzó su presentación con Nemico della patria de la ópera dramática Andrea Chénier, de Umberto Giordano, con la que hizo su debut en Chile en 1967, con 26 años.

Una fiesta

La soprano puertorriqueña Ana María Martínez lo acompañó en el concierto: ella interpretó un aria de Ernani y luego ambos unieron sus voces en el III acto de la ópera Luisa Miller, de Verdi. La orquesta ejecutó entonces el Ballet allegro finale de Macbeth para dar paso una vez más al tenor, que se lució con Di Provenza il mar de La traviata.

Tras reaparecer con Don Giovanni de Mozart (1756-1791), uno de sus más célebres personajes (también en compañía de Martínez), el tenor dio un giro hacia sus propias raíces al interpretar la Obertura de La gran vía, del compositor español Federico Chueca, justo antes de poner sobre el escenario la Calle el labio de La viuda alegre, la opereta en tres actos del austro-húngaro Franz Lehár.

Luego del intermedio, el repertorio se volvió un recorrido visiblemente trazado por Domingo, con éxitos de los musicales La novicia rebelde, My Fair Lady y Amor sin barreras, donde cantó con la soprano sobre la música de Leonard Bernstein, de quien en 2018 se celebra su centenario.

El humor y picardía, en tanto, asomó con algunas piezas de las zarzuelas La boda de Luis Alonso, de Gerónimo Giménez, Luisa Fernanda de Federico Moreno Torroba y Las hijas del Zebedeo de Ruperto Chapí.

Para Libertango, del bandoneonista y compositor argentino Astor Piazzolla, Domingo escogió como solista al guitarrista español Pablo Sáinz Villegas.

El tenor volvió a pisar el escenario de la mano de una zarzuela, La tabernera del puerto, del español Pablo Sorozábal. El final fue una verdadera fiesta: Domingo invitó a su hijo al escenario, con quien cantó Adoro de Armando Manzanero, y luego subió a su amiga Verónica Villarroel para cerrar todos juntos con un Gracias a la vida que se llevó una ovación de pie.

La soprano chilena Verónica Villarroel fue invitada al escenario por el tenor. © Proporcionado por Consorcio Digital S.A. La soprano chilena Verónica Villarroel fue invitada al escenario por el tenor.

La soprano chilena Verónica Villarroel fue invitada al escenario por el tenor.

Más de La Tercera

image beaconimage beaconimage beacon