Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

La fiscal general rechaza la Asamblea Constituyente que impulsa Maduro

logotipo de ABC ABC hace 6 días Ludmila Vinogradoff
Luisa Ortega y Nicolás Maduro, en una imagen del pasado 1 de abril © Efe Luisa Ortega y Nicolás Maduro, en una imagen del pasado 1 de abril

Para la fiscal general de Venezuela, Luisa Ortega Díaz, no es necesario cambiar la Constitución como lo propone el régimen de Nicolás Maduro, porque agravaría la crisis del país. Ortega rechaza así la convocatoria de una Asamblea Nacional Constituyente, impulsada por Maduro, en una carta oficial dirigida al presidente de la comisión presidencial creada para ese proceso, el ministro de Educación Elías Jaua, con lo cual profundiza las fisuras dentro del oficialismo.

«En opinión de quien suscribe, para resolver la crisis indudable y sin precedentes que atraviesa el país, no es necesario, pertinente ni conveniente, llevar a cabo una transformación del Estado en los términos que podría suponer una nueva Constitución», señala la Fiscal en una carta oficial.

La fiscal general recuerda que el artículo 347 de la Constitución vigente señala que el propósito de una Constituyente es transformar el Estado, crear un nuevo ordenamiento jurídico y redactar una nueva Constitución.

«Aceleraría la crisis»

«Lo expuesto, en lugar de propiciar equilibrios o generar un clima de paz, estimo que aceleraría la crisis, visto además el carácter sectorial o corporativo –de representación indirecta– que asoma el Decreto dictado por el Ejecutivo y que funge de líneas matrices para la elaboración de las bases comiciales del proceso de convocatoria», señala.

«En lugar de propiciar equilibrios o generar un clima de paz, aceleraría la crisis»Luisa Ortega Díaz, fiscal general de Venezuela
En los últimos meses, la chavista Luisa Ortega viene mostrando gestos de discrepancia con la deriva del régimen. A finales del pasado marzo, la chavista Ortega fue la primera en alertar en marzo pasado que la Sala Constitucional del Tribunal Supremo de Justicia había roto el hilo constitucional al anular las competencias de la Asamblea Nacional con sus sentencias 155 y 156 por lo que planteaba una rectificación del caso.

Su primer paso produjo un seísmo dentro del chavismo que motivó a la oposición a impulsar una ola de protesta para reclamar el respeto a la soberanía del poder legislativo, elecciones generales, liberación de los presos políticos y apertura del canal humanitario para tener acceso a los alimentos y medicinas.

También se ha mostrado en contra del empleo de la violencia contra los manifestantes en las protestas callejeras que los opositores vienen convocando desde abril.

Se agrava la fisura

La fisura, sin embargo, tiende a profundizarse con este nuevo paso dado por la fiscal general de rechazar el proyecto de la constituyente comunal, cuyo propósito es el de disolver la actual república.

Su carta está fechada el 17 de mayo y fue dirigida al ministro de Educación, Elías Jaua Milano, presidente de Comisión Presidencial encargada de la Constituyente.

La fiscal Ortega Díaz también fue invitada a asistir el jueves 18 de mayo al salón Boyacá del Palacio de Miraflores a una reunión y en la cual se explicarían las motivaciones, líneas programáticas y los métodos de elección directa universal y secreta. «Asimismo me informa que como parte de los objetivos de la actividad está el recibir aportes, observaciones y recomendaciones».

Después de agradecer al presidente de la República la invitación, Ortega Díaz manifiesta las razones por las cuales decidió no participar en esa actividad.

«Tal como lo señalé públicamente hace unos días, en opinión de quien suscribe, la Constitución de 1999 es inmejorable, además de ser el mayor legado del presidente Hugo Chávez», dice la fiscal al recordar la Carta Magna vigente que fue elaborada por una Asamblea Nacional Constituyente convocada a través de un referendo consultivo y ratificada mediante referendo constitucional el 15 de diciembre de 1999.

«Esta Constitución surgió con el objeto de transformar el sistema político y apuntalar cambios ante lo que en su momento se percibió como el agotamiento del modelo político iniciado en 1958», resalta la fiscal.

Recuerda que el proceso constituyente contó con un amplio proceso de consultas y participación de variados sectores de la sociedad, algo inédito en la historia constitucional venezolana. El proceso recogió pareceres de casi todas las organizaciones políticas, sociales y económicas del país.

Más de ABC

image beaconimage beaconimage beacon