Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Cómo prevenir las posibles enfermedades derivadas de las inundaciones

24 Horas 24 Horas 26-03-2015
© GENTILEZA CARABINEROS DE CHILE/AGENCIAUNO

Ante una inundación, aumenta el riesgo de enfermedades infecciosas. El mayor peligro lo representa la mezcla entre agua potable y agua contaminada, asegura el microbiólgo y director de la Escuela de Tecnología Médica de la Universidad Mayor, Víctor Silva. “El peligro es la presencia de material fecal, lo que se relaciona con las infecciones entéricas (gastrointestinal) y provoca diarreas y vómitos”, asegura el doctor.

Por su parte, el infectólogo de la RedSalud UC Christus, Carlos Pérez, apunta que las “bacterias pueden provocar la fiebre tifoidea o virus como el de la hepatitis A”. Además, Pérez advierte del riesgo de enfermedades respiratorias, como “resfríos, bronquitis, otitis o neumonías”, debido a “los cambios de temperatura, pero también al hacinamiento”.

La humedad puede generar que bacterias u hongos “invadan las extremidades inferiores”, detalla Pérez. Además, el agua arrastra piedras o maderas, “que pueden producir heridas que quedan expuestas al agua contaminada” y se pueden infectar.

La “situación es grave”, advierte Silva. Los más vulnerables son los niños y los adultos mayores, porque son los primeros que se deshidratan, pero todos están expuestos al peligro. “Se dan todas las condiciones favorables para diversos brotes epidémicos”, asegura el doctor. De ahí, la importancia de prevenir.

¿CÓMO PREVENIR?

AGUA. La recomendación es beber agua segura; esto es, embotellada o hervida, durante “por lo menos cinco minutos”. Si se usan hervidores o microondas, “hervirla varias veces, porque lo mínimo son cinco minutos”, advierte Víctor Silva. El doctor de la U Mayor advierte que hay que limpiar previamente, “y ojalá desinfectar”, el contenedor del agua. Después, dejarla enfriar antes de beber.

HIGIENE. Antes de preparar o ingerir cualquier alimento, “hay que lavarse las manos, bien con agua en buen estado o con alcohol gel”, detalla Carlos Pérez. El aseo debe ser frecuente para evitar virus que provoquen enfermedades gastrointestinales o respiratorias.

ALIMENTOS. Consumirlos hervidos. "Lave con agua potable o hervida y pele bien las frutas y hortalizas", recomienda la Sociedad Chilena de Infectología. La leche, solo envasada, hervida o pasteurizada, completa el organismo. Además, aconseja lavar con agua hervida o clorada los utensilios de cocina y cerrar los tarros.

"En caso de ruptura de pozos o pozas sépticas cúbralas con cal, tierra o tablas para aislarlas de las personas, especialmente los niños", completa.

ABRIGO. Importante protegerse contra el frío para evitar las enfermedades respiratorias que detallaba el doctor Carlos Pérez.

MEDICAMENTOS. Los doctores advierte de que no hay que tomarlos como medida preventiva, sino bajo la supervisión de un médico. Los que tengan heridas infectadas deben acudir al especialistas para que sea él quien evalúe si son necesarios vacunas o antibióticos.

COORDINACIÓN. “Las infecciones se pueden prevenir”, recuerda el director de la Escuela de Tecnología Médica de la Universidad Mayor, “pero hay que trabajar de forma coordinada entre las autoridades sanitarias, las de emergencia, las entidades municipales”, quienes tienen que dotar de ayuda a la población lo antes posible. Además, la población debe seguir estas recomendaciones, tanto los que están en albergues, como los que se han quedado en casa.

Más de 24 horas

image beaconimage beaconimage beacon