Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Abstención bate record histórico: dos tercios de los electores no votaron

La Tercera La Tercera 23-10-2016

Los peores pronósticos quedaron cortos. Con una participación de apenas el 34% de los electores, las municipales 2016 batieron el récord de tener la menor asistencia a las urnas desde el retorno a la democracia. De un padrón de 14,1 millones, las estimaciones señalan que apenas votarían en torno a 4, 8 millones., según las primeros cómputos.

© Agencia Uno

De poco sirvieron las campañas del gobierno y los llamados a votar de los medios y las autoridades políticas. Pese a la rápida constitución de las mesas de votación, ya durante la jornada se advertían las primeras señales de abstencionismo, con locales de votación prácticamente vacíos y sedes electorales como el colegio Alicante del Sol de Puente Alto –la comuna más grande del país, pero con uno de los más bajos índices de participación- donde hubo mesas en que los primeros votantes recién aparecieron a mediodía. Allí sólo se registra un 21,6% de participación, uno de los peores índices a nivel nacional.

En Maipú, la segunda comuna más grande de Santiago, las cifras de abstención se empinaban hasta un 72,9%. Incluso, en Ñuñoa, comuna de clase media y con histórica tradición de participación política, tuvo una abstención cercana al 65%, igual al promedio nacional.

Durante la jornada volvió a instalarse con fuerza el debate sobre reinstalar el voto obligarorio, ya que desde que se implementó la voluntariedad del voto, la participación ha ido cayendo en picada. “Soy autocrítico; lo acepte a cambio de la inscripción automática, pero tampoco funcionó”, reconoció el ex ministro del Interior José Miguel Insulza en su local de votación. “Voluntario u obligatorio, el deber del ciudadano es ir a votar”, señaló el ex Presidente Ricardo Lagos. “Es peligroso para la democracia que la gente se abstenga de votar, habría que estudiarlo de nuevo”, indicó el obispo Alejandro Goic.

En las municipales de 2012, en las primeras elecciones con voto voluntario, la participación sólo llegó a un 43%. Tampoco se logró superar el abstencionismo en las presidenciales de 2013, con un 50,6% de abstención en primera vuelta y un 58,21% en segunda vuelta. Pese a que las presidenciales suelen movilizar mayor cantidad de votantes.

Aparte del desinterés, la apatía y la desconexión entre las elites políticas y la ciudadanía, entre los analistas comienza el análisis crítico del impacto que pudo haber tenido en la baja participación, la nueva ley de partidos y financiamiento de campaña, que se generó a partir de la comisión Engel, que redujo considerablemente los avisos y las actividades de campaña en la calle, prohibiendo gigantografías y limitando los lugares públicos donde desplegar publicidad de campaña. Para el analista electoral de la UDP, Mauricio Morales, al hacerse menos visible la competencia, los electores tuvieron menos información y menor incentivo a acudir a las urnas.

Más de La Tercera

image beaconimage beaconimage beacon