Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

AI acusa a Alemania de abandonar a víctimas de violencia racista

dw.com dw.com 09-06-2016
La secretaria general de la sección alemana de AI, Selmin Caliskan, durante la rueda de prensa en Berlín © 2016 DW.COM, Deutsche Welle La secretaria general de la sección alemana de AI, Selmin Caliskan, durante la rueda de prensa en Berlín

"La cifra de las agresiones racistas en Alemania es la más alta registrada desde la creación de la República Federal y el Estado es incapaz de proteger como es debido a las personas de estas agresiones", advirtió AI.

La organización defensora de los derechos humanos Amnistía Internacional (AI) criticó hoy (09.06.2016) a Alemania por sus "respuestas erróneas" al drástico aumento de los crímenes de odio en el país y reclamó mejorar la actuación de los organismos pertinentes para investigar, enjuiciar y condenar "de forma efectiva".

El documento, que lleva por título "Vivir en la inseguridad. Cómo deja Alemania en la estacada a las víctimas de violencia racista", indica a partir de cifras oficiales que las agresiones racistas contra minorías étnicas y religiosas aumentaron un 87 % entre 2013, cuando se denunciaron 693 delitos de ese tipo, y 2015, con 1.295 denuncias. En 2015, se denunciaron además 1.031 delitos contra solicitantes de asilo, 16 veces más que los 63 registrados en 2013.

Abordar deficiencias

En base a este aumento de los crímenes de odio en Alemania, AI reclamó que se aborden las deficiencias, "crónicas y bien documentadas", de la respuesta de los organismos encargados de hacer cumplir la ley a la violencia racista.

"Las autoridades federales y estatales alemanas deben implantar estrategias integrales de valoración de riesgos a fin de prevenir los ataques contra albergues para solicitantes de asilo", afirmó Marco Perolini, investigador sobre la UE de Amnistía Internacional, en el comunicado de prensa.

"Es urgente aumentar la protección policial para los albergues que se ha determinado que corren mayor riesgo de sufrir un ataque", agregó. AI aseguró estar "preocupada" por la situación en Alemania, en especial después de que en 2015 llegarán al país 1,1 millones de refugiados.

Agresión racista

A su vez, la secretaria general de la sección alemana de AI, Selmin Caliskan, exigió que Alemania debe cumplir con sus obligaciones en materia de derechos humanos y proteger a las personas objeto de ataques racistas, en primer lugar reconociendo esas agresiones como tales y no sólo como simples delitos comunes.

Para ello, es necesario que a la hora de investigar un delito no se tenga sólo en cuenta la "motivación ideológica" del autor o su vínculo con grupos extremistas, sino también si la víctima, por su perfil –por ejemplo su color de piel, religión u orientación sexual– podría haber sido objeto de una agresión racista.

FEW (dpa, EFE)



Más de Deutsche Welle

image beaconimage beaconimage beacon