Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Al menos diez muertos en atentado contra base en Yemen

dw.com dw.com 06-07-2016
© 2016 DW.COM, Deutsche Welle

Una acción coordinada entre terroristas suicidas y grupos de milicianos radicales afectó a un recinto militar ubicado en el aeropuerto internacional de Adén.

Al menos diez personas murieron este miércoles (06.07.2016) en Adén, Yemen, luego de que dos terroristas suicidas hicieran estallar coches bomba en una instalación de seguridad militar cerca del aeropuerto internacional de la ciudad, que es en la actualidad el lugar donde se encuentra instalado el Gobierno del presidente Abdo Rabu Mansur Hadi, pues Saná está ocupada por los rebeldes hutíes.

De entre los fallecidos, al menos seis son miembros del Ejército de Yemen. Las autoridades han reconocido, asimismo, una docena de heridos en los ataques. De acuerdo con los reportes, tras las explosiones siguió un enfrentamiento entre las fuerzas de seguridad y dos docenas de milicianos. Los choques armados seguían hasta entrada la mañana de esta jornada, mientras los soldados recibían refuerzos para contener la ofensiva.

Fuentes citadas por la agencia de noticias AFP aseguraron que “los atacantes eran yihadistas”, sin detallar si se referían a miembros del Estado Islámico (EI), de las fuerzas rebeldes hutíes o de Al Qaeda en la Península Arábiga, que tiene una importante presencia en la región. Los atentados ocurren cuando el mundo musulmán conmemora la fiesta de Eid al Fitr, que marca el fin del mes sagrado del ramadán.

Ola de atentados

Las autoridades temen que la cifra de víctimas fatales pueda aumentar con el paso de las horas y en la medida que se obtenga más información de los enfrentamientos, que tienen lugar en el distrito de Khor Maksar. Grupos de islamistas radicales han ganado terreno en Yemen, aprovechando la suerte de vacío de poder producida por la guerra entre las tropas del Gobierno, respaldadas por una coalición árabe liderada por Arabia Saudita, y los rebeldes hutíes, apoyados por Irán.

Los ataques de este miércoles ocurren apenas horas después de tres atentados registrados en ciudades sauditas, y solo unos días después de los ataques con bombas en el aeropuerto de Estambul, en Turquía. La oleada terrorista también afectó a un restaurante en Bangladesh y a Irak, donde una serie de explosiones dejó más de 200 muertos en Bagdad. Aparentemente se trata de operaciones del Estado Islámico que coinciden con el fin del ramadán.

DZC (Reuters, AFP, AP)


Más de Deutsche Welle

image beaconimage beaconimage beacon