Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Ataque a un hospital en República Centroafricana

dw.com dw.com 28-04-2014 Deutsche Welle
© 2014 DW.DE, Deutsche Welle

El asalto a una instalación de Médicos Sin Fronteras deja al menos 16 muertos, tres de ellos personal sanitario, y hace replantearse a la organización su presencia en el país.

Al menos 16 civiles (22 según la agencia AFP), tres de ellos trabajadores de Médicos Sin Fronteras (MSF), murieron ayer en el robo por un grupo de hombres armados al hospital de la organización en la localidad de Boguila, en el norte de República Centroafricana. MSF condenó hoy el ataque y asesinato de civiles desarmados el pasado sábado en unas instalaciones que estaban claramente identificadas como un hospital de la ONG, según confirmó en un comunicado.

Miembros armados del grupo rebelde Séléka, coalición que mantiene choques violentos con las milicias civiles "Anti-Balaka" desde el pasado diciembre, rodearon el hospital de Boguila en el momento en que se celebraba una reunión con 40 líderes de la comunidad local. Mientras que algunos de los hombres armados saqueaban la oficina de MSF a punta de pistola y hacían disparos al aire, otros se acercaron al lugar del encuentro y comenzaron a abrir fuego.

“Violencia brutal”

"Estamos muy sorprendidos y entristecidos por la violencia brutal usada contra nuestro personal médico y miembros de la comunidad", dijo el coordinador general de MSF en la RC, Stefano Argenziano. "Nuestra prioridad es atender a los heridos, comunicar las muertes a los miembros de la familia y garantizar la seguridad de nuestro personal, los pacientes y el hospital", explicó.

Tras el ataque, MSF se ha visto obligada a suspender sus operaciones en Boguila, donde es la única organización internacional que opera. Mientras, MSF estudia si es posible continuar con su actividad en otras zonas del país, dijo su responsable. La organización hizo un llamamiento a todas las partes en el conflicto a respetar a las personas que trabajan para procurar atención sanitaria a la población.

LGC (Efe, MSF, AFP)

Más de Deutsche Welle

image beaconimage beaconimage beacon