Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Bancos italianos: el próximo gran problema

dw.com dw.com 11-07-2016 Andreas Becker (jov/er)
© 2016 DW.COM, Deutsche Welle

Los bancos de Italia necesitan una recapitalización que cuesta miles de millones. ¿Tendrán que pagar la cuenta, de nuevo, los contribuyentes de la eurozona?

La Agencia Europea de Vigilancia Bancaria calcula que los bancos italianos tienen préstamos irrecuperables del orden de los 200 mil millones de euros, otras fuentes hablan de 360 mil millones. Un problema básico es que la economía italiana aún no se recupera del todo. "La economía italiana ha crecido muy poco y, en parte, estuvo en recesión", dice Martin Faust, profesor Asuntos Bancarios y Finanzas de la Frankfurt School of Finance y agrega que en Italia "algunas empresas y hogares ya no pueden pagar ni intereses ni amortizaciones".

Un problema de todos los años

En el otoño de 2014 nueve bancos italianos no pasaron las pruebas de estrés europeas. El Monte dei Paschi di Siena (MPS), el banco más antiguo del mundo, tenía también el mayor déficit. Desde entonces se ha hecho mucho, pero no todo. Una nueva ley europea busca desde 2015 que los contribuyentes no sean los que tengan que rescatar los bancos en quiebra, como sucedió tras la crisis financiera de 2008. Ahora son los propietarios y los acreedores los que deben responder por el capital perdido, antes que el Estado, o sea los contribuyentes.

El problema que vuelve todos los años

Baja coyuntura, inversionistas vacilantes: los problemas de los bancos han crecido. Según Faust, “sin capital propio, varios bancos italianos quebrarán”. Es un círculo vicioso, debido a que las empresas necesitan bancos fuertes. A principios de 2016, el gobierno italiano acordó con la UE externalizar los créditos tóxicos en bancos malos.

¿Ayudas del gobierno?

El primer ministro italiano, Matteo Renzi, presentó a la UE su plan para rescatar los bancos con dinero de los contribuyentes. Renzi pide unos 40 mil millones de euros. Su argumento: la decisión de salir de la UE del Reino Unido ha creado una situación excepcional en la que se permite este tipo de ayudas. “Una excusa”, según Thomas Hartmann-Wendel, profesor de Asuntos Bancarios, de la Universidad de Colonia. "No hay ninguna relación entre dicho referéndum y los actuales problemas de los bancos italianos”, dice Hartmann-Wendel. "Los problemas estructurales de algunos países de la eurozona solo se han aplazado”, apunta, por su parte, Martin Faust.

La próxima prueba

Hartmann-Wendel, cree, en todo caso, que “los malos préstamos de los bancos de Italia, tarde o temprano, tendrán que ser cubiertos por los contribuyentes europeos, debido a que el Estado italiano mismo está altamente endeudado”.

Entre 2012 y 2014 España recibió 40 mil millones de euros de ayuda provenientes del fondo de rescate europeo para recapitalización de bancos. Las negociaciones sobre un programa similar para Italia podrían poder a prueba las ya tensas relaciones en la unión monetaria.

Autor: Andreas Becker (jov/er)

Más de Deutsche Welle

image beaconimage beaconimage beacon