Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Baviera exige más control a los refugiados

dw.com dw.com 26-07-2016
Horst Seehofer en el recuerdo a las víctimas de la matanza del centro comercial Olympia de Múnich (23.07.2016). © 2016 DW.COM, Deutsche Welle Horst Seehofer en el recuerdo a las víctimas de la matanza del centro comercial Olympia de Múnich (23.07.2016).

Horst Seehofer, primer ministro bávaro, aseguró que será necesario revisar la prohibición general de devolver a extranjeros sin derecho a asilo a regiones en guerra si comenten actos delictivos en Alemania.

El primer ministro de Baviera, Horst Seehofer, reclamó hoy (26.07.2016) más controles sobre los refugiados en Alemania, tanto a su entrada en el país como después, y planteó revisar la prohibición de no expulsar a nadie a regiones en guerra tras los atentados registrados en los últimos días en el estado federado.

"Debemos saber quién está en el país", subrayó Seehofer, cuyo partido es socio en el gobierno de coalición de Angela Merkel, en declaraciones al diario Süddeutsche Zeitung.

El Gobierno bávaro celebra hoy una reunión a las orillas del lago Tegern centrada en el refuerzo de las medidas de seguridad tras la violencia que ha azotado en los últimos días al estado, desde el tiroteo en el centro comercial de Múnich, con nueve personas asesinadas, a los dos atentados protagonizados por refugiados y reivindicados por el Estado Islámico.

Además, el ataque con un hacha y un cuchillo perpetrado por un menor en un tren regional en Würzburg, donde hirió a cinco personas, y la bomba detonada por un joven sirio este domingo en Ansbach, con quince heridos, han reabierto en Alemania el debate sobre la política de seguridad y acogida.

"Entre nosotros viven muchos refugiados con una vida dura y debemos ayudarles. Pero entre ellos hay desgraciadamente también gente con un potencial de violencia terrible. Eso no es una lanzar una sospecha generalizada, sino un hecho", subrayó Seehofer después de que el ministro alemán de Interior, Thomas de Maizière, pidiera ayer no mezclar el debate de la seguridad y el de los refugiados.

El primer ministro de Baviera, crítico desde hace meses con la política de asilo de la canciller, avanzó en declaraciones al Münchner Merkur que, a su juicio, será también necesario revisar la prohibición general que existe ahora de devolver a extranjeros sin derecho a asilo a regiones en guerra si éstos comenten actos delictivos en el país o suponen un peligro.

Según Armin Schuster, uno de los responsables de Interior de la Unión Cristianodemócrata (CDU) que lidera Merkel, "algunos tienen la impresión de que pueden permitirse todo porque no entienden que el estado responda de forma tan suave ante las violaciones de la ley". Frente a la "cultura de la acogida" que defendió y elogió durante meses Merkel, Schuster subrayó al diario Stuttgarter Zeitung la necesidad de "una cultura de la expulsión" para garantizar que quien no tiene derecho a asilo abandona el país.

JC (EFE, AFP, dpa)



Más de Deutsche Welle

image beaconimage beaconimage beacon