Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Colo Colo gana y sale de la mala racha

La Tercera La Tercera 05-02-2015 Alvaro Poblete

Le cuesta a Colo Colo, es cierto. Poco a poco, sin embargo, está retomando la costumbre de ganar. Con su triunfo por 3-1 sobre Unión Española, segundo consecutivo, ayer en Santa Laura, los albos toman aire después del mal inicio de campeonato, muy por el contrario a lo que sucede con su archirrival, Universidad de Chile.

Es cierto que no juega tan bien como se le exige al equipo de Héctor Tapia, pero la mejoría es evidente, especialmente en labores defensivas. En ese sentido, la incorporación del paraguayo Leonardo Cáceres ha sido fundamental, puesto que le da firmeza a la última línea y, con su rendimiento, contagia también a Christian Vilches. Produce el mismo efecto que Julio Barroso y, por lo mismo, Tapia se frota las manos pensando en una dupla de centrales con el argentino y el guaraní.

A partir de ahí, el trabajo de los albos hacia arriba es mucho más tranquilo. En el mediocampo, la fuerza la hacen Claudio Baeza (mientras se recupera Jaime Valdés) y Esteban Pavez. Humberto Suazo, en tanto, debutó como enganche desde el primer minuto y cumplió una labor aceptable en el primer tiempo, pero se fundió en el complemento.

Esteban Paredes es el “9”. Se siente cómodo ahí y genera peligro, flanqueado por Juan Delgado y Felipe Flores, con el protagonismo necesario para el puesto.

En resumen, la banca colocolina paró un equipo mucho más parecido a lo que exhibió en 2014. Es cierto que Vecchio se quedó en la reserva. La pregunta es si Tapia seguirá con esta idea.

Unión Española, por su parte, no se levanta. Colista, con apenas un punto de 15 posibles, justifica plenamente su condición de colista. Colo Colo aprovechó eso para llevarse los tres puntos con los goles de Delgado, Baeza y Pavez. Ni siquiera el 1-1 parcial, gracias a un penal servido por Mirosevic, puso en duda la victoria del Cacique, que ahora mira con mayor ilusión el torneo local, pensando también en el desafío internacional que se viene con la Copa Libertadores.

Pero cuidado. Mayor ilusión no es sinónimo de confianza. Los albos todavía tienen que muchas áreas que mejorar, porque la exigencia será cada vez más alta.

Más de La Tercera

image beaconimage beaconimage beacon