Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Consultas con la paz en primer plano

Tiempo Argentino Tiempo Argentino 28-05-2014 Federico Larsen

Y ambos candidatos buscan hoy el apoyo de las demás fuerzas políticas. Y la continuidad de los diálogos de paz es seguramente uno de los temas principales.
Zuluaga, quien resultó primero en la elección del domingo, intenta seducir a dos de los candidatos que tuvieron una buena elección el domingo pasado, la representante del Partido Conservador, Martha Ramirez, y el del Partido Verde, Enrique Peñalosa. Los tres políticos cuentan con un pasado cercano al ex presidente Álvaro Uribe Vélez, principal mentor de la campaña de Zuluaga. Ramirez fue su ministra de defensa en 2002, es la candidata más cercana ideológicamente al sector uribista, y sus colaboradores dejaron trascender este lunes que ya habría un principio de acuerdo para trasladar los casi 2 millones de votos que obtuvo el domingo hacia Zuluaga. Peñalosa, por su lado, recibió el apoyo del ex mandatario para llegar a la alcaldía mayor de Bogotá en 2007, un favor que podría volver en forma de votos para esta segunda vuelta aunque la dirigencia del partido esté fuertemente dividida, y buena parte se opone a entregar los 1.065.142 votos del domingo al uribismo.
Por su lado, el presidente-candidato Juan Manuel Santos, comenzó la campaña hacia el 15 de junio ni bien se conocieron los resultados. "En tres semanas deberemos elegir entre quienes quieren el fin de la guerra, y quienes quieren la guerra sin fin", tronó desde el búnker. Sin embargo, su estrategia parece tener más complicaciones de lo previsto. En diálogo con este columnista, la candidata a la Vicepresidencia de la coalición de izquierda entre la Unión Patriótica y el Polo Democrático Alternativo (UP-PDA), Aída Avella, advirtió que la paz corre riesgo a partir de los resultados de la segunda vuelta. "Dentro de muy pocos días debemos elegir al próximo presidente de la República. Es una decisión muy difícil, muy compleja, porque aquí se está jugando la paz", explicó Avella, que no se arriesgó a dar una posición de su partido al respecto. "Estamos en consultas", se limitó a expresar, consciente de que el voto de la UP-PDA es uno de los más esperados en todo el país. "El jueves nos encontraremos para debatir. Es una primera reunión, y a lo mejor ahí no se definen las cosas. Hay una expectativa nacional sobre lo que puede pasar. Especialmente por parte de los sectores de izquierda, sindicales, progresistas, todos esos sectores que han sufrido en el pasado, no solamente las matanzas, amenazas o exilio, si no la política que no es decente. La de los contratos basura, la de los jubilados sin pensión, la de la flexibilización laboral, la de los Tratados de Libre Comercio y del saqueo del país", continuó.
La candidata se demostró especialmente preocupada por la continuidad de los diálogos de paz. "Si escuchamos al señor Zuluaga, él ha dicho que suspenderá los diálogos provisionalmente, y eso quiere decir romper el proceso de paz. Este es un país que ha vivido más de dos siglos en guerras declaradas y no declaradas. Esta es la última etapa de la guerra. Por supuesto que los dos candidatos que están son neoliberales, y tienen una política que no es lo mejor para el país. Pero entre los dos el pueblo decidirá, por qué camino se inclina."
Las reuniones continuarán durante esta semana, y se esperan posiciones más contundentes para el comienzo de la próxima. Sin embargo, el clima en Bogotá parece estar más activo que en la previa de las elecciones del domingo, especialmente en vista de la necesidad de Santos de convencer a esos 20 millones que se abstuvieron –el 60% de los votantes– de que aporten su voto para la paz.
 

Más de Tiempo Argentino

image beaconimage beaconimage beacon