Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Educación superior: oposición dice que si no hay acuerdo, el miércoles llegará al TC

La Tercera La Tercera 26-11-2016

A toda máquina trabaja el gobierno para evitar que la glosa de gratuidad y el sistema de becas lleguen a ser materia de revisión del Tribunal Constitucional. Ayer, luego de varias horas de discusión, se comenzó a avanzar en un posible acuerdo con la oposición para que sus parlamentarios no recurran al TC.

Así, el gobierno abrió la posibilidad de expandir la Beca Bicentenario -exclusiva para los planteles del Cruch- a instituciones privadas, además de aumentar los montos de otros beneficios (ver detalles del acuerdo en la secundaria).

La senadora UDI, Ena von Baer remarcó que la discriminación por becas es histórica, por lo que el planteamiento más fuerte de su coalición es que “se igualen las ayudas estudiantiles, para así terminar con la discriminación”. El diputado José Manuel Edwards, en tanto, añadió que hay otros puntos que también se han pedido al gobierno para aprobar las glosas.

Uno de ellos es que se entregue gratuidad a planteles con cuatro años de acreditación y que “en el caso de las que tienen tres, se especifica que para el próximo período de acreditación deben lograr los cuatro años o pierden el beneficio”. El parlamentario señaló que cree que se podrá llegar a un acuerdo para votar a favor de estos cambios. Sin embargo, dijo que “si la Nueva Mayoría vota en contra, vamos a ir al TC”.

En el mismo tenor, el senador RN, Andrés Allamand aseguró que “nosotros tenemos un acuerdo con el gobierno que esperamos sea ratificado por la Nueva Mayoría. En caso contrario, el miércoles presentaremos el requerimiento al TC”. El parlamentario agrega que el texto ya fue redactado por los abogados Felipe Rössler, Jorge Avilés y Jorge Barrera, “los mismo que estuvieron a cargo del requerimiento del año pasado”, añadió.

En tanto, el senador DC, Jorge Pizarro, señaló que, al igual que el gobierno, el partido está preocupado por no llegar al TC, por lo que “tenemos que buscar avanzar en gratuidad, esa es la base de nuestro acuerdo, no hemos conversado de nuevo (con el gobierno), el lunes vamos a ver”.

Por otro lado, el senador Carlos Montes dijo que, aunque aún no se conocen los detalles de la negociación, el acuerdo no debería terminar “entregando recursos públicos extras a universidades con lucro ‘aguas arriba’ como Laureate”.

Para Montes, es grave que se esté dejando de lado el fortalecimiento de las estatales y en esa línea sostuvo que la bancada de senadores socialistas, en el caso de que sólo se aumente los beneficios para los privados, “ha discutido que no apoyará estos cambios”. Las posibles modificaciones en favor de los planteles privados han tenido diversas reacciones en los rectores de las universidades del Consejo de Rectores.

Varios han criticado el hecho de que estos planteles, a diferencia de los que optaron por la gratuidad, no tendrán ninguna regulación en cuanto a matrícula o arancel regulado. El vicepresidente alterno del Cruch y rector de la U. Católica del Maule, Diego Durán, señaló entender que el interés de algunos parlamentarios sea no discriminar respecto de la vulnerabilidad de los estudiantes.

“El tema es no vincular esa situación con la realidad institucional, ya que eso es un problema para el país y para esos estudiantes. Cuando no hay regulación en los planteles, el estudiante más vulnerable tiene mayores complicaciones y a la larga pierde el beneficio porque no termina”.

Por otro lado, el rector de la U. Católica, Ignacio Sánchez dijo apoyar que los estudiantes vulnerables sean tratados de forma similar.

Sin embargo aclaró que los alumnos que tengan competencias académicas y necesidades económicas deben estar en “planteles con acreditación de cuatro años, que no estén acusados de mal uso de recursos y que cuenten con el sistema único de admisión”.

Uno de los planteles que se vería beneficiado con este cambio sería la U. San Sebastián. Su rector, Hugo Lavados, indicó que “es un número reducido de becas, pero creo que es un paso inicial, porque es un reconocimiento al hecho de que es una muy mala política discriminar ”.

Más de La Tercera

image beaconimage beaconimage beacon