Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

EE.UU. envía otro buque de guerra al Golfo Pérsico

dw.com dw.com 16-06-2014 Deutsche Welle
© 2014 DW.DE, Deutsche Welle

El despliegue del USS Mesa Verde se suma al USS George Bush, enviado hace unos días para dar más opciones de reacción a Washington.

El avance de los islamistas en Irak y la cercanía de sus fuerzas de Bagdad ha puesto en problemas a los países que tienen representaciones diplomáticas en la capital iraquí. Estados Unidos ya tomó medidas al respecto, al despachar al Golfo Pérsico varios navíos de guerra que podrían, en caso de ser necesario, colaborar con la evacuación del personal que trabaja en la legación de Washington en Bagdad.

Este lunes (16.06.2014) el secretario de Defensa estadounidense, Chuck Hagel, anunció que el Pentágono decidió enviar el USS Mesa Verde al Golfo Pérsico, con el objetivo de dar más flexibilidad y margen al presidente Barack Obama, para reaccionar ante cualquier situación que así lo amerite. El barco es capaz de apoyar una táctica militar anfibia y de actuar rápidamente en caso de crisis.

Además, transporta helicópteros y una fuerza expedicionaria que puede ser transportada a tierra en poco tiempo, además de un total de 550 marines. La cadena de noticias CNN asegura que el envío tiene como objetivo rescatar a ciudadanos estadounidenses si llega a producirse una invasión de Bagdad por parte del Estado Islámico de Irak y Siria (EIIS). Anteriormente, Estados Unidos había despachado a la zona el portaaviones George H. W. Bush (en la foto).

Posible cooperación con Irán

El domingo 15 de junio, Estados Unidos había anunciado que parte de su personal en la embajada de Bagdad sería reubicado en otras ciudades más seguras, al tiempo que informaba de la decisión de incrementar la presencia de los servicios de seguridad en el edificio de la delegación. El presidente Barack Obama descartó hace unos días una acción militar en el país, aunque no descartó entregar apoyo a las fuerzas armadas iraquíes.

Por su parte, el secretario de Estado norteamericano, John Kerry, no descartó una cooperación militar con Irán contra los yihadistas de EIIS. Según Kerry, Obama “está estudiando escrupulosamente todas las posibilidades” porque es importante para Estados Unidos que Irak no se hunda como estado. Entre esas posibilidades está cooperar con Teherán. “No descartaría lo que fuese constructivo”, apuntó Kerry.

El envío este lunes de un nuevo buque de guerra no deja de llamar la atención, especialmente porque recién el pasado sábado 14 de junio Chuck Hagel habían anunciado que el portaaviones George H.W. Bush se trasladaría hasta el Golfo Pérsico para “proteger la vida de ciudadanos e intereses de Estados Unidos en Irak”. El portaaviones navega acompañado por el crucero con misiles teledirigidos USS Philippine Sea y el destructor con misiles teledirigidos USS Truxtun.

DZC (dpa, Reuters, Europa Press)

Más de Deutsche Welle

image beaconimage beaconimage beacon