Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

El efecto del fallo en el plan por la reelección de Evo Morales

La Tercera La Tercera 24-09-2015 Fernando Fuentes

© La Tercera Para Evo Morales, cuyo video del “baile del cuello” se volvió viral en las redes sociales, ésta es “una semana crucial” para Bolivia. Y no sólo por la decisión que este miércoles debe emitir la Corte Internacional de Justicia de La Haya, sino también por los efectos que este fallo puede tener para las pretensiones del mandatario de presentarse por cuarta vez consecutiva a elecciones presidenciales, en este caso las de 2019.

Un escenario que parece haberse complicado tras el rechazo a los estatutos autonómicos votados en los referendos celebrados el domingo en cinco departamentos de Bolivia. La oposición ha interpretado el triunfo del “No” como un mensaje contra el proyecto de Morales de modificar la Constitución -con el respaldo de un referendo el 21 de febrero- para permitir su postulación para el mandato 2020-2025. “Está ciertamente debilitado, por una derrota que no esperaban, que podría afectar el siguiente referendo por la reelección y esta vez sí alcanzaría al mismo Presidente”, explicó a La Tercera el analista paceño Jorge Lazarte.

En mayo, el Vicepresidente boliviano Alvaro García Linera afirmó que uno de los requisitos para tener mar es que Morales “siempre nos acompañe”, una declaración a la que el politólogo Diego Ayo atribuyó “una clarísima intención electoralista”. Al mes siguiente, un sondeo del diario cruceño El Deber reveló que un 59% de los bolivianos creía que Morales usa caso contra Chile para su reelección.

“Si (la CIJ) se declara incompetente sería una fracaso de la estrategia del gobierno, que no la tiene prevista”, asegura Lazarte. En cambio, “si la CIJ se declara competente, Evo Morales dirá que es su triunfo y saldrá muy fortalecido. Eso le puede facilitar su re-relección”, dijo a este medio el politólogo Carlos Toranzo.

Sin embargo, Lazarte matiza los efectos de un eventual fallo adverso. “No serían tan duros, porque (Morales) logró la adhesión de los partidos, que terminaron apoyando la estrategia en nombre de que es una política de Estado, a pesar de que la demanda ante La Haya fue también parte de la campaña por la reelección”, sostiene.

Asimismo, Lazarte descarta que Morales haya acelerado el debate de la reelección ante un eventual fallo adverso en La Haya. “No hay una relación directa”, afirma. “La campaña por la reelección la adelantaron por cálculos internos y las dificultades ya previstas por una disminución de los ingresos por hidrocarburos”, concluye.

Más de La Tercera

image beaconimage beaconimage beacon