Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

El nuevo Gobierno español y Venezuela

dw.com dw.com 25-06-2016 María Santacecilia (DZC)
© 2016 DW.COM, Deutsche Welle

El posicionamiento de los partidos hacia Venezuela marcó la campaña española. Si llegaran al Gobierno, ¿qué políticas llevarían a cabo hacia aquel país? ¿Y qué puede esperar Venezuela de un Ejecutivo de uno u otro signo?

Venezuela volvió a ser tema recurrente durante la campaña electoral española previa a las elecciones del 26 de junio. Tanto el Partido Popular (PP), el Partido Socialista Obrero Español (PSOE) como Ciudadanos utilizaron los pasados vínculos de Podemos con el chavismo, su filiación con el llamado “Socialismo del siglo XXI” y su pasivo posicionamiento hacia la situación del país latinoamericano como elemento para atizar el miedo del electorado.

Resulta curioso que en sus respectivos programas electorales, América Latina, y, más concretamente, Venezuela, no tenga la relevancia que ha tenido durante la campaña. En los programas de los dos partidos jóvenes, Ciudadanos y Podemos, no hay propuestas concretas hacia América Latina, excepto menciones generales a los derechos humanos y a los migrantes y, de nuevo, ni una sola alusión a Venezuela.

Lo que sí ha tenido Albert Rivera, líder de Ciudadanos, ha sido una política de gestos hacia América Latina. “Rivera se ha presentado como adalid de los latinos y del voto latino en España”, dice a Deutsche Welle Rogelio Núñez, profesor del Instituto de Estudios Latinoamericanos (IELAT), de Alcalá de Henares. “En varias ocasiones, llegó a decir que ‘los españoles también somos latinos', en un guiño hacia ese electorado. Pero lo que realmente supuso una jugada política fue el viaje que hizo a Venezuela en plena campaña. Es el único candidato que viajó hasta allí, invitado por la Asamblea Nacional, con lo que eso conlleva en cuanto a su propia relevancia internacional y al posicionamiento por la democracia y pro derechos humanos de Ciudadanos”, prosigue Núñez.

Dos hipótesis de cara a Venezuela

¿Significa eso que si Ciudadanos llegara a formar parte de un Ejecutivo se endurecería la posición de España hacia el Gobierno venezolano? “No lo creo. Pienso que ese Ejecutivo intentaría disminuir las tensiones”, dice a Deutsche Welle Joaquín Roy, director del Centro de Excelencia de la Universidad de Miami. “Se va a tratar de mediar en la OEA e indirectamente con el Gobierno de EE.UU., y se va a tender a disminuir la tensión, porque nadie quiere pasar a la historia como causante de empeorar la mala situación que actualmente hay en Venezuela”, asegura Roy.

Rogelio Núñez, por su parte, cree que un Gobierno con Ciudadanos “profundizaría en las políticas de apoyo a la Asamblea Nacional, en manos de la oposición”. ¿Qué sucedería si Podemos consigue formar parte del Gobierno español? “Pasaríamos de la actual postura española, de oposición al chavismo, a una actitud, como mínimo, mucho más ambigua y mucho menos comprometida”, señala Núñez. “Pero, aun así, no creo que hubiera un giro radical hacia Venezuela, porque Podemos va a necesitar el apoyo del PSOE, cuyas posiciones en ese tema son mucho más parecidas y cercanas del PP que las de Podemos. Esta formación no podría llevar un giro muy radical hacia Venezuela sin poner en peligro la coalición con el PSOE”.

Las expectativas de Venezuela

¿Y el país latinoamericano? ¿Qué expectativas tiene ante un Ejecutivo de uno u otro signo en España? “Si Podemos llegara al Gobierno, desaparecería uno de los grandes enemigos del chavismo. Aunque se trata de un enemigo útil, muy recurrente, junto con EE.UU., en los discursos de Maduro”, continúa Núñez. “Un Ejecutivo del que forme parte Podemos implicaría para el chavismo la posibilidad de encontrar un valedor que lo apoye ante organismos internacionales”.

Un elemento externo, procedente de la propia Venezuela, se introdujo en la campaña española. La Asamblea Nacional de aquel país abrió una investigación sobre la financiación de la institución chavista Fundación de Estudios Políticos y Sociales a miembros de Podemos. Para ello, la Cámara ha citado a declarar a Pablo Iglesias, Íñigo Errejón y Juan Carlos Monedero, entre otros fundadores de Podemos, el próximo 6 de julio.

¿Es casual que se impulse esta investigación precisamente durante la campaña electoral? ¿Trata la Asamblea de apoyar a los partidos contrarios a Podemos reforzando sus argumentos o podría haber incluso algún tipo de acuerdo entre candidatos españoles con opositores venezolanos para sacar esto ahora? “Ahí solo se puede especular”, dice Rogelio Núñez. “Los opositores de la Asamblea sí que han considerado que el momento era este. A ellos les viene bien, porque en campaña hay posibilidad de captar más atención, no solo en medios nacionales, sino también españoles. Yo no tengo datos para asegurar que ha habido un acuerdo entre políticos españoles y Asamblea, aunque hay indicios que podrían apuntar en ese sentido: Albert Rivera acaba de estar allí y las relaciones del PP con la Asamblea son fluidas. Pero, repito, solo cabe especular al respecto”, concluye Núñez.


Autor: María Santacecilia (DZC)

Más de Deutsche Welle

image beaconimage beaconimage beacon