Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Elecciones parlamentarias en Sudáfrica

dw.com dw.com 07-05-2014 Deutsche Welle
© 2014 DW.DE, Deutsche Welle

Sudáfrica vota en las primeras elecciones parlamentarias sin Nelson Mandela, en las que el favorito es el partido del fallecido líder antiapartheid, el Congreso Nacional Africano (CNA), pese a acusaciones de corrupción.

Unos 25 millones de sudafricanos están llamados a elegir hoy a 400 legisladores del Parlamento de Ciudad del Cabo y los legislativos provinciales. El presidente es designado por el Parlamento y el principal candidato es el actual mandatario, Jacob Zuma.

Según las últimas encuestas, el CNA sufriría leves pérdidas respecto de las elecciones de 2009 pero seguiría teniendo una mayoría absoluta. El partido gobierna el país -en alianza con la asociación de sindicatos Cosatu y el partido comunista SACP- desde el fin del régimen racista del apartheid en 1994.

Graves problemas sociales

Pese a los enormes problemas sociales que enfrenta la nación, la altísima criminalidad, la corrupción y la mala gestión pública, la mayoría de la población sigue confiando en el CNA como la mejor opción. La opositora Alianza Democrática podría alcanzar un 22 por ciento de la votación, según las encuestas. La oposición es consciente de la situación y no se hace ilusiones. "Tal vez lo logremos en 2019, siempre y cuando hagamos todo bien", dijo la líder de la Alianza Democrática, Helen Zille.

El desempleo alcanza el 25 por ciento, y entre los jóvenes llega al 50 por ciento. Ante todo son los millones de pobres en las ciudades quienes sufren las consecuencias de deficientes administraciones, escuelas y hospitales mal equipados, así como de las altas tasas de criminalidad.

Creciente abstención

Para muchos, la situación social prácticamente no mejoró desde el fin del Apartheid, pese a que actualmente 16 de los 52 millones de sudafricanos reciben algún tipo de ayuda social.

Cada año centenares de protestas sociales, algunas de ellas violentas, dejan patente la indignación por la penosa situación, sobre todo a nivel local. Algo que también queda demostrado por el creciente número de votantes que optan por no ejercer su derecho. En

2009, sólo un 60 por ciento de los ciudadanos habilitados para votar fueron a las urnas. Pero incluso en los bastiones de las protestas civiles, el CNA puede contar con los votos de sus habitantes.

ers (dpa, afp)

Más de Deutsche Welle

image beaconimage beaconimage beacon