Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Estacionar a orilla de playa en verano va desde la gratuidad hasta los $8 mil

logotipo de La Tercera La Tercera 27-12-2016
Estacionar a orilla de playa en verano va desde la gratuidad hasta los $8 mil © La Tercera Estacionar a orilla de playa en verano va desde la gratuidad hasta los $8 mil

Con el inicio del verano, los municipios balnearios del país despliegan distintas estrategias y tarifas en torno al uso de los estacionamientos a orilla de playa, altamente demandados por los turistas.

El cobro de estacionamiento se ha vuelto polémico, especialmente esta semana, tras la denuncia de precios excesivos en el sector La Isla, de Reñaca, originalmente fijado en $ 3 mil fijos para la mañana y otros $ 3 mil en la tarde (fuera un minuto o varias horas). Esto obligó al municipio de Viña del Mar a modificar la tarifa, lo que de todos modos no dejó conformes a los vecinos, que preparan una presentación en Contraloría: exigen que se les cobre por minutos usados y no por tramos.

Pero, como sea, son los visitantes, a lo largo del país, quienes ya tienen asumido el pagar por estacionarse, aunque el gasto varía según el destino. Por ejemplo, para una familia que quiera disfrutar de la playa en la costanera de Villarrica (IX Región) y estacionarse entre las 11 y 19 horas, tendrá que desembolsar $ 7.500, uno de los cobros más altos por ocho horas. “Hay que acostumbrarse a los cobros. Si uno quiere tener la playa a la puerta de la casa, hay que pagar no más, y si no, estacionar más lejos y caminar”, señala resignado Camilo Ortiz, residente del lugar. El alcalde de Villarrica, Pablo Astete, justifica el cobro: “Se logra orden, mayor seguridad y una fuente de trabajo para jóvenes”.

Para disfrutar de las mismas ocho horas a orilla de las playas vecinas, en Pucón (IX Región), uno de los balnearios más concurridos del sur, se deberán cancelar $ 6.400.

Pese al alto costo diario, los que allí han reclamado son los comerciantes. “La cantidad de vehículos que llega cada verano supera con creces la cantidad de estacionamientos que tenemos. Entonces, la idea, también es que los comerciantes o locatarios no se estacionen todo el día”, dice el administrador municipal de Pucón, Rodrigo Ortiz.

En Frutillar (X Región), por ocho horas continuas de estacionamiento a orillas del lago Llanquihue, los turistas tendrían que pagar $ 8 mil, el cobro más alto de todos los analizados. “En verano recibimos más de 200 vehículos diarios en los días de semana y sobre 300 los fines de semana. Este año, el cobro estará a cargo del Círculo de Suboficiales de Carabineros en retiro. Tienen 25 parquímetros, que serán manejados por jóvenes de Frutillar, que necesitan el dinero para costear sus estudios”, explica el alcalde de la comuna, Claus Lindemann.

Paradójicamente, en la vecina Puerto Varas (X Región), los proyectos inmobiliarios han dejado sin estacionamientos la costanera, y los turistas “tendrán que buscar espacio en la periferia de la playa”, señala el alcalde Ramón Bahamondes. La alternativa es el centro de la ciudad: $ 290 la media hora.

Norte más económico

Al otro extremo del país pareciera haber más facilidades para acceder a la playa en auto. En Bahía Inglesa (III Región), la nueva alcaldesa de Caldera, Brunilda González, decidió no concesionar los estacionamientos y entregarlos a una agrupación de discapacitados: “En base a propinas, pero entregando un servicio seguro por parte de personas que requieren de un ingreso”.

El mismo sistema de aporte voluntario se usará en Dichato (VIII Región), en tanto en Playa Blanca (VIII Región) se cobrará $ 2 mil fijo por todo el día.

En las playas de Coquimbo “estacionarse es gratis desde hace años, en todos los balnearios de la comuna y en su borde costero, como Tongoy y Guanaqueros”, explica Jaime Silva, director de tránsito de la Municipalidad de Coquimbo. En tanto, en la vecina comuna de La Serena, la tarifa concesionada es de $ 1.700 por todo el día.

Pese a ser más económico que en otros puntos del país, la presidenta de la Junta de Vecinos de la Avenida del Mar, Elizabeth Quinteros, rechaza este tipo de cobros. “Los vecinos no podemos pagar y tampoco los turistas. Imagínese todo el gasto por venir y más encima se les cobra por estacionarse. Es un abuso. Para peor, estos recursos no quedan en La Serena , se van a Santiago, a la empresa concesionaria”, argumenta la dirigenta.

En el Norte Grande, en Iquique, no hay cobro por estacionar en todo el litoral y las calles aledañas, a excepción del área de playa Cavancha, correspondiente al Casino de Juegos, donde se cobra $ 840 la hora. “Casi todo es gratis, es una pequeña zona del balneario donde se paga, pero no tiene comparación con otros puntos del país. Además, aquí está todo cerca, puedes dejar el auto a cuadras de la playa sin mayores inconvenientes”, precisa Margarita Riveros, turista de Santiago.

En el litoral central, la zona con más demanda en el verano es Reñaca, allí la tarifa calculada en un día hábil, de 11 a 19 horas, sería de $ 5 mil, lo mismo que Maitencillo (como tope diario) y de $ 3 mil en Ventanas por el mismo tramo. En estos dos últimos, el cobro por hora es de $ 500, a diferencia de Reñaca, donde las mañanas de los días de semana se cobrará mil pesos por tramos de dos horas. Comentarios Cargar comentarios 5

Más de La Tercera

image beaconimage beaconimage beacon