Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Estado Islámico se adjudica agresión en tren alemán

dw.com dw.com 19-07-2016
Cuatro de los cinco heridos son hongkoneses. © 2016 DW.COM, Deutsche Welle Cuatro de los cinco heridos son hongkoneses.

La policía alemana halló el dibujo de una bandera del EI en la habitación del refugiado afgano que atacó a los viajeros de un tren regional. Cuatro de las cinco personas que resultaron heridas son hongkoneses.

Varios testigos dijeron que el atacante gritó Allahu Akbar" (Alá es grande"). Ese fue el primer indicio, que las autoridades trataron con cautela, pues otros testigos no habían confirmado que escucharan la expresión.

Luego, se halló el dibujo de una bandera del Estado Islámico en la habitación del atacante, informó el ministro de Interior de Baviera, Joachim Herrmann, en declaraciones televisadas en las que evitó, de todos modos, calificar la agresión de atentado terrorista, mientras la investigación continúa en curso y se intenta responder a las muchas preguntas pendientes.

Ahora, la agencia de noticias vinculada al autodenominado Estado Islámico (EI), Amaq, asegura que el atacante era un "luchador" de esta milicia terrorista.

Cuatro de cinco víctimas son hongkonesas

Entretanto, el Gobierno hongkonés condenó el ataque y confirmó, en un comunicado, que una familia formada por cinco hongkoneses se encontraba en el tren de cercanías de Wurzburgo (sur de Alemania) donde ocurrió el suceso, y precisó que cuatro de ellos resultaron heridos.

El diario hongkonés South China Morning Post confirma por su parte que los cuatro hongkoneses heridos son un padre de 62 años, una madre de 58, su hija de 27 y el novio de ésta, de 31 años. Al parecer, otro miembro de la familia, un hijo de 17 años, se encontraba también con ellos pero no sufrió heridas.

Menor afgano solicitante de asilo

El ataque ocurrió la noche del lunes, cuando un menor afgano solicitante de asilo, de 17 años de edad, que llegó al país solo, hirió con un hacha y un cuchillo a cinco personas, antes de ser abatido por la policía. Según los últimos datos de la policía alemana, cuatro de ellos resultaron heridos de gravedad y el quinto de forma más leve.

Como solicitante de asilo, el atacante había vivido en un albergue de la pequeña localidad de Ochsenfurt, a unos 20 kilómetros de Wurzburgo, y residía en la actualidad con una familia de acogida.

RML (dpa, efe, afp, reuters)

Más de Deutsche Welle

image beaconimage beaconimage beacon