Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Fútbol y política: ¿se decide el brexit en la Eurocopa?

dw.com dw.com 16-06-2016 Kathleen Schuster / PK (ERS)
© 2016 DW.COM, Deutsche Welle

Europa oscila estos días entre la euforia del fútbol y el caos político. La combinación puede ser explosiva: en un estudio se afirma que ambos factores se interrelacionan. Si Inglaterra pierde, ¿es inevitable el brexit?

Ver al propio equipo de fútbol ganar o perder puede influir a la hora de colocar el voto en la urna. Así se afirma en un estudio de las universidades de Duisburg/Essen y Constanza. En el estudio, en el que se analizaron datos de 2013 de elecciones en Alemania, se demuestra que en los distritos de votación con clubes en racha ganadora se produjeron dos efectos: la gente tendió a votar por el político que representaba el status quo y aumentó la participación en las urnas.

Con respecto el referéndum del próximo 23 de junio en Gran Bretaña se plantea entonces la cuestión: ¿puede la Eurocopa 2016 influir sobre si el Reino Unido sigue o no perteneciendo a la Unión Europea?

Gran Bretaña está dividida, aunque las últimas encuestas le dan una ligera ventaja al brexit, de alrededor del seis por ciento. Por otra parte, en las casas de apuestas, que generalmente están más próximas a la realidad, las cifras son otras: los apostadores creen que con una posibilidad del 55 al 62 por ciento, el reino Unido permanecerá en la UE.

La cuestión es: ¿habrá gente que cambiará de opinión a último momento y para qué lado se volcarán los indecisos? Si la tesis del estudio es correcta, el referéndum puede no decidirse en el plano de los argumentos y las emociones, sino sobre el césped de los estadios de la Eurocopa.

Un cálculo complicado

Pero la cuestión es aún más complicada: en la Eurocopa no participa una selección británica (que no existe), sino que juegan tres selecciones del Reino Unido: la de Inglaterra, la de Gales y la de Irlanda del Norte. Además, el 23 de junio votarán ciudadanos británicos en Gibraltar e Irlanda, chipriotas y malteses residentes en el Reino Unido y británicos que viven en el exterior.

En Gales e Irlanda del Norte, el número de indecisos es superior a la media del Reino Unido. En encuestas, un 41 por ciento de los galeses se ha manifestado a favor de un brexit, mientras que otro tanto se ha manifestado en contra. En Irlanda del Norte, solo un 20 por ciento está a favor de un brexit, un 44 por ciento en contra y aproximadamente un tercio no sabe aún por qué opción va a votar.

En Escocia, que no se clasificó para la Eurocopa, la campaña a favor de permanecer en la UE tiene un apoyo del 53 por ciento. Pero hay que tener en cuenta que en abril era aún del 66 por ciento. O sea, lo único que está claro es que no hay nada claro.

¿Cómo interpretar una victoria?

Por si fuera poco, se plantea también la cuestión de cómo puede ser interpretada la victoria, por ejemplo, de Inglaterra, la más probable en caso de que se imponga una de las tres selecciones británicas en la Eurocopa.

Esencialmente hay dos opciones. Opción uno: que la euforia por la victoria incline a más ingleses a votar por la permanencia en la UE, ya que la Eurocopa y la UE estarían relacionadas con emociones positivas. Opción dos: todo lo contrario, que más ingleses dijeran “vamos, jugamos tan bien que en realidad no necesitamos al resto de Europa”.

Consultado por DW, el politólogo Simon Lightfood, de la Universidad de Leeds, dijo que probablemente una victoria inglesa aporte más votos contra el brexit, ya que ello supondría apoyar el status quo.

Pero Lightfood resalta también que no hay que sobreestimar la importancia de esas correlaciones. Después de todo, una serie de factores influirá sobre la toma de decisión de los votantes, no por último los intereses de los votantes no ingleses del Reino Unido.

Autor: Kathleen Schuster / PK (ERS)

Más de Deutsche Welle

image beaconimage beaconimage beacon