Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

General de la OTAN: “Rusia no tiene motivo para preocuparse”

dw.com dw.com 08-07-2016 Rosalia Romaniec (ER/VT)
© 2016 DW.COM, Deutsche Welle

La cumbre de la OTAN en Varsovia será histórica, dijo a DW el general Heinrich Brauß. Afirmó que los países del este de Europa deben confiar en la alianza, pero recalcó la voluntad de mantener el diálogo con Rusia.

DW: ¿Qué cabe esperar de la cumbre de este fin de semana en Varsovia? En el este de Europa se le atribuye una dimensión histórica. ¿Son exageradas las expectativas?

Heinrich Brauß: La cumbre de Varsovia será realmente histórica. El encuentro de 2014 en Gales fue un paso importante, porque la OTAN dio allí una primera respuesta a la sustancialmente modificada situación de seguridad en el este y el sur de Europa. Pero el encuentro de Varsovia tiene una mayor y más amplia significación.

¿Por qué?

Los jefes de Estado y de Gobierno acordarán una amplia y coherente estrategia disuasiva y defensiva de la OTAN. La alianza reacciona así a la nueva realidad estratégica. Esta se muestra, por una parte, en la agresiva política de Rusia frente a Ucrania, su rearme y su doctrina militar, incluyendo la estrategia de la guerra híbrida. Y se muestra también en el brutal terrorismo del EI y la rampante inestabilidad en el norte de África y el Medio Oriente, lo que condujo a la crisis de refugiados que ahora agobia a Europa. La cumbre de Varsovia dará respuestas a ambos desafíos estratégicos para los próximos 10 a 20 años.

La cumbre tiene lugar 25 años tras la disolución del Pacto de Varsovia. Los anfitriones subrayan ese aspecto histórico, celebrando una cena oficial en el mismo salón en que otrora se firmó al acta de fundación del Pacto de Varsovia. ¿Es eso simbolismo o provocación?

No es una provocación. Esa sería una antigua forma de pensar. La OTAN reconoce que Polonia es un aliado importante y que la seguridad de Polonia, del Báltico, la de Rumania y Bulgaria afecta la seguridad de la alianza como un todo. Por eso es un símbolo adecuado que los gobernantes se reúnan en la capital de un importante aliado y demuestren así que la OTAN vela por la seguridad de todos sus integrantes.

El ministro de Relaciones Exteriores alemán a todas luces tiene una visión más crítica al respecto…

Como representante de la OTAN no me pronuncio sobre declaraciones de representantes gubernamentales. Pero es correcto que los 28 miembros tienen una doble estrategia frente a Rusia. La base es garantizar y reforzar la disuasión y la defensa. Igualmente importante es que sigamos dialogando con Rusia, un importante actor en el concierto internacional. Eso significa no pasar al “business as usual” mientras Rusia vulnere sus obligaciones internacionales.

Pero tenemos que esforzarnos por transparencia en las actividades militares, para evitar malos entendidos y accidentes.

Pese a que la OTAN quiere reforzar su presencia en el este, el temor a Rusia sigue siendo grande en la zona. De acuerdo con una encuesta, casi el 30 por ciento de los polacos dudan que la alianza vaya en ayuda de su país en caso de necesidad. ¿Exageran los polacos o le parece comprensible?

Entiendo que países como Polonia y los Estados del Báltico se sientan amenazados por la actitud de Rusia… Como general alemán tengo compresión con ellos, porque antes de 1998 a nosotros, los alemanes occidentales, también nos iba así, aunque no se puede comparar en absoluto esa época con la de hoy. Pero me parecería decepcionante si en el Este no se confiara en la solidaridad, la decisión y la disposición de defensa de la OTAN. Eso sería improcedente.

El general alemán Heinrich Brauß es secretario general adjunto de política de defensa y planificación militar de la OTAN, desde 2013.

Autor: Rosalia Romaniec (ER/VT)

Más de Deutsche Welle

image beaconimage beaconimage beacon