Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Guatemala: nueva acusación contra ex vicepresidenta

dw.com dw.com 16-06-2016
© 2016 DW.COM, Deutsche Welle

Es la cuarta imputación que pesa sobre Roxana Baldetti, procesada por encabezar la red de corrupción conocida como "La Línea". El nuevo caso involucra a más de 50 personas entre políticos, empresarios y ex funcionarios.

La ex vicepresidenta de Guatemala Roxana Baldetti, quien renunció al cargo en mayo de 2015, fue imputada hoy en un nuevo caso de corrupción estatal.

Baldetti, que con esta suma ya cuatro acusaciones, fue imputada por los delitos de lavado de dinero, cohecho pasivo y activo, asociación ilícita y enriquecimiento ilícito.

De acuerdo con la acusación formulada por la Fiscalía Especial Contra la Impunidad (Feci), acompañada por la Comisión Internacional Contra la Impunidad para Guatemala (CICIG), Baldetti era, junto al ex presidente Otto Pérez, cabecilla en esta nueva red.

El caso, conocido como "Cooptación del Estado", involucra a más de 50 personas, entre ex funcionarios, empresarios y financistas del Partido Patriota en las elecciones de 2011, que llevó al poder a Pérez y Baldetti.

Se espera que en la audiencia que se celebra en la Corte Suprema de Justicia (CSJ) también sea imputado Pérez.

Según la imputación, Baldetti nombró a Juan Carlos Monzón -un colaborador eficaz de la Fiscalía- como su secretario privado en enero de 2012 y le designó varias instituciones para que recolectara las comisiones de contratos celebrados por diferentes instituciones del Estado fraudulentamente.

Una vida ostentosa

Las investigaciones preliminares señalan que la ex vicepresidenta habría recibido de Monzón unos 37,9 millones de dólares en comisiones por al menos 70 contratos en puertos, aeropuertos, registro catastral y los ministerios de Agricultura, y Cultura y Deportes, entre otros.

También administró 1,24 millones de dólares que recibió para la campaña electoral de 2011 por parte de financistas cuyos aportes no fueron reconocidos ante las autoridades electorales, como correspondía.

El fiscal Julio Prado sostuvo que los recursos que Baldetti recibía de manos de su secretario privado eran destinados para viajes, pagos de tarjetas de crédito, compras de joyas, vehículos de lujo y bienes inmuebles, entre ellos uno en las islas de Roatán (Honduras), con el fin de ocultar el origen del dinero.

Agregó que el patrimonio personal de Baldetti se incrementó entre el 2004 y 2015 sin que pudiese ser justificado con su salario como diputada (desde 2004) y después como vicepresidenta (2012-2015), y que incluso hubo facturación a financistas y empresarios por "servicios no prestados".

Las cuentas bancarias de la ex vicepresidenta superan los 6,27 millones de dólares, documentó el fiscal.

"La cooperacha"

De manera simultánea, la imputación contra Baldetti incluye los cargos por un caso asociado y que fue llamado por los entes investigadores como "La cooperacha" y que consistía en una red de ex ministros de confianza que juntaban dinero en efectivo para comprar al binomio gobernante ostentosos regalos, tales como un helicóptero, una lancha y una casa de playa.

Esta es la cuarta acusación que pesa sobre Baldetti, ya que desde el año pasado es procesada por ser la supuesta cabecilla de "La Línea", una red dedicada a la defraudación aduanera y que derivó en su alejamiento del cargo.

En abril también fue procesada por dirigir una estructura criminal que, de acuerdo con la acusación de la Fiscalía, se benefició con un soborno de 24,5 millones de dólares por otorgar un contrato de ampliación portuaria a la Terminal de Contenedores Quetzal (TCQ).

Además, está ligada a otro contrato millonario fraudulento por la compra de una fórmula química supuestamete capaz de limpiar el contaminado Lago de Amatitlán, en el central departamento de Guatemala.

EL(dpa, efe)

Más de Deutsche Welle

image beaconimage beaconimage beacon