Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Intento golpista en Turquía es controlado por Ejército leal a Erdogan

dw.com dw.com 16-07-2016
© 2016 DW.COM, Deutsche Welle

El presidente Recep Tayyip Erdogan aseguró que los culpables pagaran un precio muy alto por la traición.

Pasadas las ocho de la tarde (hora local) del viernes 15 de julio de 2016, un sector de las Fuerzas Armadas de Turquía se rebeló contra el Gobierno de Recep Tayyip Erdogan, así lo confirmó en su momento el primer ministro, Binali Yildirim, que de paso descartaba que la asonada tuviera éxito.

A los pocos minutos, los militares golpistas emitieron un comunicado asegurando que habían tomado el poder del país. Los tanques en las calles de Ankara y Estambul bloqueando el puente del Bósforo, así como los aviones y helicópteros atacando el Parlamento e instalaciones del Ejército y fuerzas especiales leales a Erdogan, hacían pensar que efectivamente los militares tenían el control de la situación.

Mientras los minutos pasaban, la única información que se manejaba sobre el presidente turco era que estaba a salvo. Los rebeldes ya decretaban el toque de queda en todo el territorio, cuando el mandatario de Turquía se comunicó con CNN Türk y a través de una video llamada por Skype aseguró que él seguía en el poder, al tiempo que hizo un amplio llamado a sus partidarios para que salieran a la calle, ocuparan las plazas y el aeropuerto Atatürk, que suspendió todos sus vuelos al ser tomado por los rebeldes.

Lo que siguió después fue más caos, la gente obedeció a Erdogan colmando la emblemática plaza Taksim y el aeropuerto de Estambul, gritando y pasando por encima de los tanques, para defender el Gobierno por el que votaron.

La atención internacional no se hizo esperar, el respaldo al Gobierno democráticamente elegido fue transversal, sólo en Siria, los seguidores de Baschar al Assad celebraban el golpe de Estado.

Cerca de la media noche de Turquía, el presidente Erdogan llegó a Estambul, en una conferencia de prensa condenó el intentó golpista asegurando que había fracasado, en su discurso responsabilizó de los hechos al predicador Fethullah Gülen y aseguró que quienes participaron del levantamiento militar “tendrán que pagar un precio muy alto por esta traición”. “Este levantamiento, este movimiento es un gran regalo de dios para nosotros. Porque el Ejército será limpiado”, agregó.

Los enfrentamientos continúan en algunos lugares puntuales, aunque el Gobierno avanza en el control absoluto del país. Hasta ahora se contabilizan 60 muertos, según datos de la Fiscalía General en toda Turquía y se han detenido a 336 personas relacionadas con el intento golpista.

Una historia marcada por los golpes militares

El intento golpista de este viernes 15 de julio no es el único que esté escrito en la historia de Turquía, en ese país el Ejército ha intervenido en el Gobierno en repetidas oportunidades. Como es el caso del 27 de mayo de 1960, cuando al ver que el Gobierno restringía la libertad de expresión y los derechos políticos de las fuerzas opositoras, las Fuerzas Armadas consideraron que el sistema democrático estaba amenazado y derrocaron el Gobierno. Las fuerzas militares permanecieron en el poder 17 meses.

El 12 de marzo de 1971 se produce la segunda intervención militar, como respuesta a la creciente acción de grupos violentos de extrema izquierda. Los generales forzaron la salida del primer ministro Süleyman Demirel y un año después dejaron el poder nuevamente en manos de un Gobierno civil.

El segundo período de Demirel también acabó con un golpe de Estado. La cúpula militar, liderada por el general Kenan Evren, dictó la ley marcial con el presunto objetivo de evitar una corrosión de la autoridad estatal por el terrorismo ejercido por grupos de derecha y de izquierda. El Gobierno militar quedó al mando del país desde el 12 de septiembre de 1980 hasta noviembre de 1983.

El 30 de junio de 1997 hubo una intervención política sin golpe, las Fuerzas Armadas forzaron la salida del primer jefe de Gobierno, Necmettin Erbakan, tutor del actual presidente, Recep Tayyip Erdogan. Finalmente en 2003 un grupo de oficiales debatieron medidas para generar caos en el país y hacer caer al Gobierno. Con su fallo, el máximo tribunal confirmó la condena de 237 personas por su participación en los hechos.

MN (efe, Reuter, dpa)

Más de Deutsche Welle

image beaconimage beaconimage beacon