Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

La Casa Blanca estudia armar y entrenar a la oposición de Siria

Tiempo Argentino Tiempo Argentino 29-05-2014 Tiempo Argentino
La Casa Blanca estudia armar y entrenar a la oposición de Siria © INFOnews La Casa Blanca estudia armar y entrenar a la oposición de Siria

La Casa Blanca podría definir en el cercano plazo una norma que les permita adiestrar y entregar equipos bélicos de última generación a los comandos de la oposición siria que desde hace tres años intentan infructuosamente derrocar al presidente Bashar al Assad. Funcionarios de la administración Obama sopesan la conveniencia de enviar un número limitado de soldados estadounidenses a Jordania para participar, desde allí, en una misión regional que daría adiestramiento táctico a un grupo de miembros "moderados y cuidadosamente seleccionados" del Ejército Sirio Libre. Las fuentes de la agencia Associated Press, que hablaron con la condición de mantener el anonimato, dijeron que el entrenamiento incluiría "operaciones contraterroristas".
De todas maneras, las fuentes señalaron que el presidente aún no dio la aprobación final a la iniciativa y que hay discusiones internas sobre los riesgos potenciales y virtudes de lo que significaría un importante apoyo explícito de Estados Unidos a los irregulares sirios. Aunque sin rozar siquiera la versión, en un discurso pronunciado ayer en la Academia Militar de West Point (Nueva York), Obama aludió directamente a la situación en Siria y la calificó como un desafío contraterrorista y, sin entrar en detalles, dijo ante los nuevos graduados que aumentará la asistencia a la oposición. Actualmente, Estados Unidos desarrolla operaciones encubiertas para las milicias opositoras (ver aparte). La gran potencia lleva gastados 287 millones de dólares en ayuda no letal a los comandos del Ejército Sirio Libre.
Tanto la versión de los funcionarios anónimos de la Casa Blanca como los dichos de ayer del presidente, se sustentan en la convicción del Departamento de Estado, el Pentágono y la comunidad estadounidense de Inteligencia, junto con los congresistas más estudiosos de los problemas de la región, de que Assad no dejará el gobierno sin que haya cambios en la correlación militar. Al mismo tiempo crecen los temores por la amenaza que representan los grupos extremistas sirios presuntamente ligados a Al Qaeda, lo que explica que las fuentes hayan hablado ayer de que la asistencia estaría dirigida exclusivamente a los integrantes "moderados" del Ejército Libre Sirio.
La semana pasada la comisión de Fuerzas Armadas del Senado había aprobado una primera versión de la ley de defensa, una norma que autorizará al Departamento de Defensa a dar entrenamiento a elementos escogidos de la oposición siria. Ayer, sin ser explícito, Obama transitó por esos andariveles y dijo ante los graduados que su administración trabajará junto con el Congreso para "aumentar el apoyo a quienes en la oposición siria ofrecen la mejor alternativa al terrorismo y a un brutal dictador". En Siria, agregó, "no hay respuestas fáciles (y) ninguna opción militar puede eliminar en breve el  terrible sufrimiento del pueblo". Y señaló: "Esto no quiere decir que no debemos ayudar al pueblo sirio a enfrentar a un dictador que bombardea y hambrea a su propio pueblo."
En consonancia con  esto, Obama anunció la creación de un fondo de 5000 millones de dólares para ayudar a un conjunto de países a "combatir al terrorismo". El presidente buscó comprometer a los dos grandes partidos –demócratas y republicanos– por igual, al pedir "al Congreso que apoye" el nuevo fondo antiterrorista de 5000 millones de dólares. Al delinear lo que serán las bases de la política exterior de Estados Unidos en los próximos años, Obama dijo: "Estos recursos nos darán flexibilidad para cumplir varias misiones, incluido el entrenamiento de fuerzas de seguridad en Yemen (en ofensiva contra Al Qaeda), apoyar a un grupo multinacional capaz de mantener la paz en Somalia, trabajar con nuestros aliados europeos para entrenar una fuerza de seguridad funcional y una policía fronteriza en Libia y facilitar las operaciones francesas en Mali."  «

     

comienza un comicio cuestionado

Las elecciones presidenciales sirias, convocadas para el próximo 3 de junio, comenzaron ayer en el exterior, donde los contingentes de nacionales fueron a votar en las embajadas. Según la agencia estatal de noticias Sana, se registró gran afluencia en las representaciones en Indonesia, Argelia, Yemen, Irak, Jordania y Líbano. Según testigos citados por la agencia dpa, la mayoría de los votantes eran seguidores del presidente Bashar al Assad. La Comisión Electoral decidió extender el plazo para sufragar hasta la madrugada. Los principales líderes opositores no pudieron presentarse ya que la mayoría vive en el exilio.
Las Naciones Unidas y varios gobiernos occidentales y de los países árabes se manifestaron en contra de los comicios, que se llevan a cabo en medio de una situación bélica. En Francia, Alemania y Bélgica, entre otros, la votación fue prohibida. Sólo dos candidatos compiten con Al Assad, que está en el gobierno desde el año 2000. Ambos son desconocidos: Maher Hayar y Hassan al Nuri, un empresario y un ex ministro de Estado, respectivamente. La oposición, que boicotea las elecciones, dijo que Damasco autorizó esas candidaturas para darle una apariencia democrática al comicio.
 

Más de Tiempo Argentino

image beaconimage beaconimage beacon