Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

La extrema derecha amenaza el “Kiev Pride”

dw.com dw.com 11-06-2016 Roman Goncharenko, Anastassia Magasowa (MS/EL)
Disturbios durante la celebración del desfilde "Kiev Pride" en 2015. © 2016 DW.COM, Deutsche Welle Disturbios durante la celebración del desfilde "Kiev Pride" en 2015.

Un grupo de extrema derecha advirtió de que habrá un “baño de sangre” el domingo en Kiev durante la marcha “Kiev Pride” por los derechos LGTB. Los activistas no se dejan intimidar y tendrán masiva protección policial.

No será un desfile de torsos desnudos sino una manifestación como cualquier otra. Así es como se imaginan los organizadores el “Kiev Pride” que se celebra este domingo (12.06.2016), un evento al que denominan “marcha por la igualdad”. Cientos de activistas del colectivo LGBT desfilarán contra la discriminación por las calles de la capital ucraniana. Desde que Ucrania viró su rostro hacia Occidente, este colectivo trata de hacer valer sus derechos. “Ese es el argumento principal por el que hay que celebrar la marcha”, dice a DW Sorjan Kis, uno de los organizadores. “No se trata de sexualidad, sino de derechos”.

Violencia de extremistas de derecha

Lo que en Occidente cuenta con una larga tradición y discurre normalmente en paz, para Ucrania es algo nuevo que provoca conflictos. Cuando el pasado mes de marzo activistas LGBT quisieron organizar un festival en la ciudad de Leópolis, hubo numerosas amenazas por parte de grupos de extrema derecha. Un tribunal prohibió todos los eventos en el centro de la ciudad por razones de seguridad. Los activistas se reunieron en un hotel y lo abandonaron protegidos por la Policía. A pesar de ello, los radicales les arrojaron piedras.

El pasado año, el “Kiev Pride” quedó ensombrecido por la violencia a pesar de la presencia policial. Hubo heridos, también entre los oficiales. En 2014, el desfile hubo de ser cancelado. En esta edición, la Policía tratará de evitar la violencia con un amplio despliegue. Más de seis mil agentes velarán por el orden, cuatro veces más que hace un año. Ya ha habido amenazas de la extrema derecha. Un portavoz de la organización de extrema derecha “El sector derecho” ha advertido que habrá un baño de sangre si la marcha tiene lugar. Otro grupo que se opone al “Kiev Pride” ha publicado una petición en la página web del Ayuntamiento de Kiev para que se prohíba cualquier evento homosexual. Unas 14.000 personas ya han secundado la iniciativa con su firma.

Poca aceptación del amor homosexual

El Instituto Internacional de Sociología de Kiev (KMIS) realizó un estudio el pasado mes de febrero, cuyos resultados arrojaron que alrededor del 60 por ciento de los ucranianos tienen una posición negativa hacia los homosexuales. En el oeste de Ucrania, esa posición está aún más extendida que en el este (67 por ciento frente al 51 por ciento). Casi la mitad de los encuestados (el 45 por ciento) se declaró partidario de restringir los derechos de los homosexuales. Solo el cinco por ciento apoyaba la introducción de la unión homosexual para parejas del mismo sexo. Tres cuartos de los encuestados se mostraron claramente en contra.

Para los políticos es un tema espinoso. El Parlamento ucraniano necesitó el pasado año varias votaciones para conseguir un cambio en la ley contra discriminación en el mercado laboral en la que se incluye la protección hacia los homosexuales. La ley era una de las condiciones que puso la Unión Europea para relajar las condiciones de visado de los ucranianos. El entonces presidente del Parlamento y hoy presidente del Gobierno, Wolodymyr Hrojsman recalcó antes de la votación que no se trataba de regularizar las parejas homosexuales. “Que Dios nos proteja si eso llegara a ocurrir”, dijo el político. “Nunca apoyaremos algo así”.

"Nos hemos convertido en otro país"

Los organizadores del Kiev Pride hacen un balance optimista antes del evento. Por ejemplo, el subterráneo de Kiev ha accedido a anunciar la marcha con carteles. Según Sorjan Kis, también la colaboración con la Policía funciona mejor. “Tengo la sensación de que nos hemos convertido en otro país”, dice el activista. “La comunicación con la Policía ha transcurrido de forma transparente y profesional”, asegura.

Los organizadores también tienen apoyo del Gobierno. Ivanna Klimpusch-Zinzadse, vicepresidenta del Gobierno, se ha dirigido a los ucranianos con un mensaje de video: “Espero que nos podamos presentar como una nación tolerante, sabia y equilibrada”, dijo. También contarán con la presencia de políticos extranjeros. Randy Berry, del Departamento de Estado de EE.UU. ha anunciado su participación en la marcha. Por parte de Alemania viajará la europarlamentaria verde Rebecca Harms junto con dos colegas para marchar en el “Kiev Pride”.

Autor: Roman Goncharenko, Anastassia Magasowa (MS/EL)

Más de Deutsche Welle

image beaconimage beaconimage beacon