Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

La UEFA amenaza con expulsar a Rusia e Inglaterra de la Eurocopa

dw.com dw.com 12-06-2016
© 2016 DW.COM, Deutsche Welle

La UEFA abrió un procedimiento disciplinario contra la Federación Rusa de Fútbol por violencia, encendido de bengalas y presunto comportamiento racista de seudoaficionados luego del partido contra Inglaterra.

La UEFA amenazó este domingo (12.06.2016) a través de un comunicado a las Federaciones de Fútbol de Rusia e Inglaterra con expulsarlas de la Eurocopa de Francia en caso de que sus hinchas repitan los incidentes de violencia que protagonizaron el sábado en Marsella.

La UEFA (Unión Europea de Fútbol Asociado) se basa en el artículo 65 de sus estatutos por los cuales el comité ejecutivo puede imponer sanciones "legales y conformes al derecho".

La amenaza de una exclusión de la Eurocopa se registró por última vez en el 2000 contra Inglaterra tras disturbios en la localidad belga de Charleroi.

La UEFA abrió hoy un expediente disciplinario contra la Federación Rusa de Fútbol tras la violencia protagonizada por los aficionados ingleses y rusos en Marsella durante el encuentro entre ambas selecciones en la Eurocopa.

Durante el partido en la noche del sábado, que finalizó con un empate a 1-1, aficionados rusos arremetieron contra un grupo de hinchas británicos que se encontraban sentados en una tribuna detrás del arco que defendía Joe Hart en el estadio Vélodrome. Algunos espectadores ingleses tuvieron que saltar al campo de juego para protegerse.

La Unión Europea de Fútbol Asociado (UEFA) acusa a Rusia de presunto comportamiento racista y encendido de bengalas. El Comité de Disciplina del organismo rector del fútbol europeo anunció que este martes determinará la sanción en una reunión. De momento, no tomará medidas contra la Federación Inglesa.

Al mismo tiempo, la UEFA admitió que hubo problemas en Marsella con la separación de los aficionados y anunció que reforzará las medidas de seguridad en los estadios.

En consecuencia, se trabajará más en cooperación con las autoridades locales para que se incremente el número de policías en los estadios, comunicó la entidad.

Críticas a organizadores

El ministro de Deportes ruso y funcionario de la FIFA, Vitali Mutko, criticó la mala organización en el estadio.

"Hay que organizar bien este tipo de partidos y separar a los hinchas. No había redes de protección contra las bengalas", dijo Mutko, quien espera una multa por parte de la UEFA.

"Si identificamos a los responsables, los vamos a castigar", anunció el ministro ruso.

Por su parte, Viajeslav Koloskov, funcionario de la Federación Rusa, dijo que no espera una deducción de puntos para Rusia. "Lo máximo será probablemente una multa fuerte", dijo en Moscú. También enfatizó que las medidas de seguridad en Marsella fueron insuficientes.

El encuentro estaba catalogado entre los partidos de más alto riesgo de la primera fase y unos 1.200 efectivos fueron movilizados en la ciudad por el encuentro.

Según las normas, la UEFA sólo puede actuar disciplinariamente cuando los incidentes ocurren en la zona del estadio. Las sanciones van desde una advertencia hasta la exclusión del torneo de equipos cuyos aficionados estuvieron involucrados en disturbios.

Anteriormente, la UEFA aplicó multas cuando se trata de una primera vez. Sin embargo, los aficionados rusos ya protagonizaron incidentes en la Eurocopa 2012 en Polonia.

Ya antes del encuentro entre Inglaterra y Rusia, la segunda jornada de la Eurocopa en Francia se vio ensombrecida por la brutal batalla que protagonizaron aficionados de ambas selecciones, que dejó 35 heridos y un hincha en estado crítico.

Pese que era considerado un partido de alto riesgo, "ultras" ingleses y rusos se enfrentaron violentamente en la zona del puerto viejo de Marsella, la misma ciudad donde ya se habían trenzado en el Mundial de Francia 1998.

Distintos grupos provocaron destrozos, se lanzaron sillas, botellas y objetos y se golpearon con barras de hierro, entre otros elementos. La policía intercedió con gas lacrimógeno y detuvo a seis personas. Según informan medios locales, en los desmanes también participaron hinchas violentos franceses.

Tras el encuentro, tanto los alrededores del estadio como el centro de Marsella permanecían en calma sobre la medianoche francesa.

CT(efe, dpa)

Más de Deutsche Welle

image beaconimage beaconimage beacon