Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Las autoridades brasileñas despedirán a quienes continúen con la huelga

dw.com dw.com 09-06-2014 Deutsche Welle

La gobernación del Estado brasileño de Sao Paulo anunció ya hoy el despido "por justa causa" de 60 empleados del Metro, en huelga desde hace cinco días, pese a que la justicia ha declarado ilegal la protesta.

La paralización del metro de Sao Paulo amenaza con dejar sin transporte a miles de aficionados que asistirán el próximo jueves al partido inaugural del Mundial de fútbol Brasil 2014 en el estadio Arena Corinthians. El metro es el principal medio de transporte para llegar al estadio. El anuncio de los despidos de los huelguistas se produjo poco después de que la policía dispersara con gases lacrimógenos a un grupo de manifestantes que intentaba bloquear el acceso a una de las estaciones del metro.

La gobernación de Sao Paulo dejó claro que endurecerá su trato a los huelguistas amparada por la decisión del Tribunal Regional de Trabajo que declaró ilegal la huelga por considerarla "abusiva". "¿Quienes son esos despedidos? Aquellos que ya fueron fichados con pruebas materiales por vandalismo, uso impropio del Metro, que bloquearon físicamente los accesos, que incentivaron a la población a entrar sin pagar. En conclusión, los que cometieron las transgresiones más graves", declaró el secretario de Transportes de Sao Paulo, Jurandir Fernandes, por la radio.

Más despidos

El secretario agregó que quien no regrese a trabajar hoy por la tarde también pasará a "incurrir en falta gravísima y será penalizado con el despido por justa causa". El número de empleados del Metro que debían acudir a trabajar hoy por la mañana era de 1.534, pero sólo 255 aparecieron. El Tribunal de Trabajo también determinó que el sindicato pague una multa de 500.000 reales (unos 222.120 dólares) diarios en caso de que mantenga la paralización.

Dicho tribunal, en una audiencia de conciliación, fijó un incremento salarial del 8,7 % por parte del metro de Sao Paulo, gestionado por el Gobierno regional, frente al 12,2 % que reclama el sindicato. "Tenemos un Mundial, el mayor evento deportivo del mundo. El Gobierno del estado tiene elecciones al final del año (octubre), tiene que negociar. Tenemos que enfrentar al Gobierno", afirmó el presidente del Sindicato al justificar la decisión de mantener la huelga.

Confianza de los responsables de Deportes

El ministro de Deportes de Brasil, Aldo Rebelo, dijo hoy que cree que los empleados del metro de Sao Paulo que se encuentran en huelga desde el pasado jueves acatarán la decisión de la justicia y se reincorporarán a sus puestos antes del inicio del Mundial, que comienza en 3 días. "Creo que la tendencia es el cumplimiento de la decisión judicial", afirmó Rebeló a los periodistas tras un acto organizado por la OCDE en Sao Paulo, sede del partido inaugural del próximo 12 de junio entre Brasil y Croacia.

El titular de Deportes dijo que no conoció en Brasil una huelga en la que los trabajadores hayan "persistido" en desafiar una decisión de la justicia. "Hay una decisión judicial y esa decisión naturalmente tiene sus consecuencias", añadió Rebelo. Preguntado sobre una posible alternativa de transporte durante el Mundial en caso de que los trabajadores de metro decidan mantener la paralización, Rebeló se limitó a señalar el fallo judicial.

Según las autoridades, unos 50.000 aficionados utilizarán el metro para dirigirse al estadio Arena Corinthians durante el Mundial.

LGC (EFE / AP)

Más de Deutsche Welle

image beaconimage beaconimage beacon