Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Llega a Chile delegación boliviana liderada por Choquehuanca

dw.com dw.com 17-07-2016
© 2016 DW.COM, Deutsche Welle

El canciller de Bolivia llegará a Arica y Antofagasta en una visita “privada” que es vista con malestar por las autoridades de Santiago.

“Venimos en son de amistad y hermandad” dijo este domingo (17.07.2016) el canciller de Bolivia, David Choquehuanca, al llegar a Chile en el marco de una visita calificada como “privada” por las autoridades chilenas. En la actividad, Choquehuanca es acompañado por una numerosa delegación de 40 personas, entre las que se encuentran los presidentes del Senado, José Alberto Gonzales, y de la Cámara de Diputados, Gabriela Montaño, además de dirigentes gremiales y periodistas.

El objetivo de la presencia de las autoridades bolivianas es revisar las instalaciones de las que hace uso Bolivia en el norte de Chile, de acuerdo con los tratados firmados por ambos países tras la Guerra del Pacífico. Choquehuanca dijo que “este viaje lo hemos organizado atendiendo algunos reclamos de nuestros compatriotas. Las autoridades tienen que escuchar al pueblo. Hemos decidido venir a Arica y Antofagasta cumpliendo las normativas”.

La autoridad boliviana dijo a la prensa que la visita tiene como fin verificar denuncias de supuestos atropellos a los camioneros bolivianos y de violaciones al Tratado de 1904 y que no se trata de una visita turística ni privada, sino de trabajo. Asimismo, aseguró que “formalmente” hubo comunicaciones con las autoridades de Chile con un intercambio de notas verbales sobre la visita y que las mismas incluso les ofrecieron seguridad policial para su desplazamiento.

“Descortesía flagrante”

En Chile no lo ven tan así. A través de un comunicado, la cancillería declaró que “deplora las condiciones” de la visita, a la que considera un acto de “descortesía flagrante” con objetivos mediáticos, porque se tramitó “en menos de 48 horas”. Además, el Ministerio chileno de Relaciones Exteriores asegura que “no aceptará las eventuales conclusiones que pretendan presentarse como resultados de una visita privada”.

“Cuando alguien viene a casa quisiéramos ser notificados y no que un invitado se vaya a meter en los dormitorios o la cocina sin permiso”, señaló el sábado el ministro de Exteriores chileno, Heraldo Muñoz. “Las cosas tienen que hacerse de acuerdo a la práctica diplomática, que es muy antigua”, afirmó el canciller, quien agregó que él no visitaría otro país sin acordar la agenda de actividades con las autoridades respectivas.

DZC (dpa, EFE, La Razón, La Tercera)


Más de Deutsche Welle

image beaconimage beaconimage beacon