Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Logros, desafíos y obstáculos de América del Sur

INFOnews INFOnews 26-05-2014 Jorge Muracciole
Nota de Tiempo Argentino  

Poder analizar a modo de balance la última década en el subcontinente sudamericano excede los objetivos de estas líneas. Teniendo en cuenta la diversidad de experiencias y los distintos senderos de desarrollo con inclusión, cada país, con su impronta particular, con sus propios ritmos y especificidades ha coincidido en apartarse de una u otra manera de los modelos impuestos por décadas por los organismos internacionales. 

Más allá de la mencionada heterogeneidad de estrategias existe un denominador común que se presenta como innegable para sirios y troyanos. Durante la primera década de este siglo, el Producto Bruto Interno latinoamericano se ha incrementado en un 52%, mientras que la población creció en un 19 por ciento. El caso de Brasil es el más elocuente, convirtiéndose en el paradigma de la región. Desde 2002, los distintos gobiernos del Partido de los Trabajadores, que sacó de la miseria a mas de 40 millones de pobres, se enfrentan desde un tiempo a esta parte al resurgir de movimientos urbanos que exigen el mejoramiento en infraestructuras ligadas al transporte público a la salud y a la vivienda, en contraposición a las millonarias inversiones que han demandado la realización de la Copa Confederaciones y el Mundial de fútbol a desarrollarse en las próximas semanas en diversas sedes.

En el caso brasileño, según responsables del Ministerio de Deportes del Palacio de Planalto, los 5000 millones de dólares que se han invertido tanto en la remodelación de estadios como en infraestructura vial y comunicacional son 20 veces menor que los más de 100 mil millones de dólares que han tenido que abonar en pago de intereses de la deuda externa en el último año, por el golpe de mercado implementado por los sectores financieros que elevaron las tasa de interés de un 7% al desmesurado 13 por ciento.

@TD@

Lo indiscutible es que tanto en el caso brasileño como en el resto de la región, a pesar de este crecimiento, América Latina continúa siendo el continente con mayor desigualdad del planeta por las asimetrías existentes entre las élites más ricas y los sectores más pobres

El desafío de los gobiernos que tuvieron la voluntad política de implementar medidas heterodoxas, contrarias a las recetas que durante décadas recomendaban los organismos internacionales de crédito, es inmenso. Poder continuar con la batería de políticas inclusivas es una necesidad pero para poder trascender la emergencia heredada de los años de hegemonía neoliberal, se deberá avanzar en reformas estructurales que rompan con la dependencia de la matriz de exportación de materias primas. Frenar la tendencia creciente a la primarización de sus economías sigue siendo una asignatura pendiente. Para resguardar los logros en materia de empleo, inclusión educativa y sanitaria se deberá superar obstáculos de diversa naturaleza. Unos de los problemas ligados a la ineficiente integración de la región que pese a las múltiples reuniones de presidentes y cancilleres. Y los compromisos revalidados en diversos encuentros, en el caso del Mercosur no han podido trascender la concepción propia de los intereses de cada uno de los Estado Nación, al no asumirse como una suerte de provincias de un Estado Región. 

Concibiendo el bloque regional como un mecanismo de refuerzo de las soberanías nacionales. La escasa interdependencia entre los distintos países, en los albores de la formación de las instituciones regionales, a pesar de la clara voluntad política de sus poderes ejecutivos, permitieron al Mercosur triplicar sus flujos comerciales internos en poco más de un lustro, proyectándose internacionalmente pero estos avances según pasan los años se tornan insuficientes si no se avanza en políticas estratégicas como la implementación del tan esperado Banco del Sur que permita autofinanciar los diversos planes de desarrollo e integración. 

De igual manera la concreción de instituciones como el Parlamento Sudamericano que trascienda los acuerdos presidencialistas es otro desafío que permitirá salir del actual estancamiento del proceso de  integración.

Más de INFOnews

image beaconimage beaconimage beacon