Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Los restos de “Gabo” serán incinerados

dw.com dw.com 18-04-2014 Deutsche Welle
© 2014 DW.DE, Deutsche Welle

La única ceremonia luctuosa para rendirle homenaje al escritor Gabriel García Márquez, quien murió este 17 de abril, tendrá lugar el lunes (21.4.2014) en el Palacio de Bellas Artes de México, anunciaron sus allegados.

El escritor colombiano Gabriel García Márquez, principal cultor del realismo mágico y Premio Nobel de Literatura 1982, murió este jueves (17.4.2014) en Ciudad de México a los 87 años. El autor falleció en la intimidad de su hogar, donde fue acompañado por su esposa Mercedes Barcha y sus hijos Rodrigo y Gonzalo desde que salió del hospital, el 8 de abril, para recibir atención médica en su casa. García Márquez estuvo internado en una clínica debido a una neumonía y a una infección de las vías urinarias.

Los restos del novelista, cuentista, guionista, editor y periodista fueron llevados desde su casa en la calle Fuego 144, en el sur de Ciudad de México, hasta una funeraria cercana. La familia informó este viernes (18.4.2014) que sus restos serán incinerados en privado, según un comunicado que leyó en la puerta de la casa de García Márquez la presidenta del Instituto Nacional de Bellas Artes, María Cristina Cepeda. La única ceremonia luctuosa pública tendrá lugar el lunes (21.4.2014); se trata de un homenaje en el Palacio de Bellas Artes de México.

El presidente del máximo organismo cultural de México, Rafael Tovar, anunció que las puertas de ese templo cultural estarán abiertas “al público que quiera pasar a rendirle un saludo final” al autor de Cien años de soledad. Unos cuarenta policías resguardaron la casa fúnebre García López una vez que llegaron los restos de García Márquez. Los gendarmes llegaron al punto de impedir el paso de algunos arreglos florales enviados en honor al autor. Cientos de periodistas, fotógrafos y camarógrafos se apostaron en el lugar.

García Márquez había sido hospitalizado el 31 de marzo. Aunque los médicos le permitieron regresar a su casa ocho días después, seguía en estado delicado y con terapia de oxígeno. Esta semana circularon rumores de que había reaparecido el cáncer linfático que le afectó en 1999; pero tanto su asistente, Mónica Alonso, como el presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, lo negaron. “Gabo” era uno de los últimos grandes sobrevivientes del boom de la literatura latinoamericana de los años sesenta y setenta. De esa camada sólo queda el Nobel peruano Mario Vargas Llosa.

ERC ( dpa / Reuters )

Más de Deutsche Welle

image beaconimage beaconimage beacon