Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Los tuareg de Mali firman un alto el fuego

dw.com dw.com 24-05-2014 Deutsche Welle
© 2014 DW.DE, Deutsche Welle

Los rebeldes del MNLA, tras una ofensiva militar, acuerdan un alto el fuego, ratificado durante la noche por el gobierno de Bamako, que incluye la liberación de trescientos prisioneros.

El gobierno de Mali y los rebeldes tuareg en el norte del país acordaron ayer un alto el fuego, dos días después de que enfrentamientos con el Ejército abrieran la posibilidad de que estalle el caos en la nación africana. Tres grupos rebeles tuareg que ocuparon la localidad norteña de Kidal firmaron el acuerdo, suscripto en la noche por el gobierno de Mali, según Naciones Unidas.

El portavoz de uno de los grupos insurgentes, Mohamed Ag Assarid, dijo a la agencia dpa en una conversación telefónica que la tregua fue firmada tras la visita a Kidal del presidente de la Unión Africana (UA), Mohamed Ould Abdel Aziz, quien estuvo acompañado por Albert Koenders, representante especial del secretario general de la ONU, Ban Ki-moon.

Intercambio de prisioneros

El acuerdo de cinco puntos compromete a ambas partes a reanudar las conversaciones, a facilitar el acceso de ayuda humanitaria y a liberar a los prisioneros, indicó Ag Assarid. "Para nosotros, eso significa liberar a los 40 soldados malís capturados en Kidal. Ellos deben liberar ahora a más de 300 tuaregs, muchos de ellos no combatientes, que están detenidos en Bamako", añadió.

Ould Abdel Aziz pasó la mayor parte de las mañanas del jueves y del viernes con el presidente Ibrahim Boubakar Keita en la capital Bamako antes de viajar a Kidal. Previamente, los rebeldes tuareg aseguraron habrían reconquistado todo el noreste de Mali, como anunciaron el viernes: "Tenemos Kidal, Ménaka, Aguelhok, Anefis, Tessalit y Andéramboukané bajo nuestro control y estamos a 45 kilómetros de Gao", dijo un portavoz del secesionista MNLA.

Vuelta a las conversaciones

El ministro de defensa de Mali, Soumeylou Boubeye Maiga, negó que el Ejército hubiera perdido tanto terreno, aunque después habló de la necesidad de "reorganización" de las fuerzas de combate. Hace dos días, perdieron una batalla, cuyo número de víctimas aún se desconoce, contra los rebeldes por el control de Kidal. En Gao, Francia tiene estacionados unos mil soldados que apoyan al Ejército de Mali en la lucha contra los rebeldes.

Los tuareg buscan la autonomía del norte del país occidental africano, donde han vivido tradicionalmente como nómadas. En el año 2012 aprovecharon un golpe de Estado para revelarse en Kidal, Tombuctú y Gao, junto con islamistas cercanos a Al Qaeda. En junio de 2013 firmaron en Uagadugu un alto el fuego con el compromiso de iniciar unas conversaciones de paz que ahora se deberán retomar.

LGC (dpa / EFE)

Más de Deutsche Welle

image beaconimage beaconimage beacon