Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Merkel en Atenas: un viaje con significado

dw.com dw.com 11-04-2014 Zoran Arbutina / JAG
© 2014 DW.DE, Deutsche Welle

El gobierno griego valora el viaje que la canciller Angela Merkel lleva a cabo en Atenas como un signo de apoyo. Pero los expertos creen que la crisis no está del todo superada.

La canciller ya alabó las reformas en noviembre de 2013 junto al jefe del gobierno griego Antonis Samaras en Berlín. En concreto, porque Grecia habría superado el primer paso hacia el superávit en sus presupuestos. Es decir, por primera vez en 11 años el Gobierno heleno ingresaba más que lo que gastaba, sin contar con los intereses de la deuda.

Ahora, para el vicepresidente y ministro de Exteriores griego Evangelos Venizelos la visita de Angela Merkel es la prueba final de que su país está en un nuevo ciclo. La canciller quiere dar un signo de apoyo, aclaraba Venizelos en el encuentro de ministros europeos de Exteriores en Atenas.

Pero Jorgos Tzogopoulos, del think tank ateniense ELIAMEP, se muestra menos entusiasta: “A los mercados les gusta el apoyo de Berlín, además de las reformas que ya se han implantado en Grecia. Pero el simbolismo político no es suficiente”, avisa Tzogopoulos a DW. Lo importante ahora es que Grecia mantenga sus acuerdos y vuelva a ganar la confianza de los mercados, continúa.

Vuelta con éxito al mercado financiero

Desde hace semanas, en Atenas se especulaba sobre la vuelta de Grecia a los mercados en el primer semestre de 2014. El miércoles (09.04.2014), el ministro de Finanzas griego comunicaba la emisión de deuda pública con varios bancos internacionales. Los bonos se colocaron rápidamente y con éxito el jueves en el mercado y Grecia consiguió cerca de 3.000 millones de euros colocados a 5 años con un interés del 4,75%. Un avance en comparación al más del 6% de interés de la última emisión similar hace cuatro años.

El panorama de los mercados financieros internacionales es favorable para Atenas, aclara el analista económico y director del portal de economía Capital.gr Thanassis Mayridis. “Los inversores internacionales salen de los países en desarrollo y buscan mercados de capital seguros en Europa. Grecia puede tener buenas oportunidades”, acentúa Mayridis. Pero el analista matiza que muchos inversores persiguen intereses a corto plazo y no creen en el final de la crisis griega.

“No se puede olvidar que incluso en 2009, había una gran demanda de bonos griegos pese a la crisis”, dice Mayridis a DW. ”Según esta lógica, la vuelta a los mercados financieros no significa necesariamente el fin de la crisis de deuda”. Pero sí ofrece oportunidades. Si Grecia consigue mantenerse en la cresta de la ola, volvería a entrar dinero fresco a la economía real, cree el experto ateniense.

Impulso alemán a las reformas

Durante los pasados meses, políticos alemanes siguieron de cerca el programa griego de reformas. Un día antes de Nochebuena, Michael Roth, secretario del ministerio de Exteriores, hizo una visita relámpago a Grecia. Dos semanas después fue el mismo ministro de Exteriores Frank- Walter Steinmeier. Ahora, tras la visita del presidente federal Joachim Gauck a principios de marzo, es el turno de Angela Merkel. Por segunda vez en 18 meses.

La acumulación de visitas desde Alemania no es casualidad, dice Jorgos Tzogopoulos. “La actitud política de Alemania frente a Grecia es especialmente amigable desde que en Berlín se decidió mantener al país en la zona euro”, aclara el politólogo. Según él, el cambio de tendencia se produjo en agosto de 2012. Ahora, la política alemana quiere continuidad y quiere ayudar activamente para que Grecia consiga sus objetivos de ahorro.

Sin embargo, muchas de las medidas de contención avanzan lentamente. Ya en verano de 2013, el ministro de Finanzas Wolfgang Schäuble firmó en Atenas un pre-tratado para la fundación del Fondo de Inversión griego según el banco promotor de ayudas alemán KFW con un volumen de crédito de 500 millones.

Desde entonces no pasó gran cosa en vista de las dificultades financieras de Grecia. Según el semanario ateniense “To Vima”, la canciller quiere resucitar ahora el proyecto con la participación del KfW, la Fundación Onassis y el Banco de Inversiones Europeos.

Autor: Zoran Arbutina / JAG

Editor: Enrique López Magallón

Más de Deutsche Welle

image beaconimage beaconimage beacon