Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Nigeria y sus vecinos declaran la guerra a Boko Haram

dw.com dw.com 17-05-2014 Deutsche Welle
© 2014 DW.DE, Deutsche Welle

Reunión de cinco países africanos y representantes de la UE, EE.UU, Francia y Gran Bretaña buscaba aunar criterios para enfrentar la amenaza.

La cumbre convocada en París por el presidente François Hollande, y que contó con la presencia de sus colegas de Nigeria, Níger, Chad, Togo y Benín, llegó a un acuerdo claro y contundente este sábado (17.05.2014): declarar la guerra al grupo terrorista islámico Boko Haram, que opera desde hace años entre Nigeria y Camerún y que alcanzó fama con el secuestro de más de 200 escolares en el norte de Nigeria, el pasado mes de abril.

A la cita en la capital francesa además concurrieron el ministro británico de Exteriores, William Hague; el presidente del Consejo Europeo, Herman van Rompuy, y la subsecretaria adjunta de Asuntos Políticos de Estados Unidos, Wendy Sherman. Ellos también acordaron prestar colaboración a las medidas adoptadas, que tienen un carácter de mediano y largo plazo, más allá de rescatar a las menores secuestradas, a lo que el mandatario nigeriano se comprometió sin rodeos.

Éste, Goodluck Jonathan, siempre reacio a internacionalizar el problema, afirmó que Boko Haram es la franquicia de Al Qaeda en África Occidental y reconoció que el problema supera su capacidad de reacción. Su gobierno ha sido incapaz, hasta ahora, de frenar el avance de los radicales, pese a que desde el año pasado el Ejército nigeriano realiza una operación a gran escala para combatir a los milicianos.

Una amenaza para toda África

Boko Haram mostró su fuerza poco antes de que comenzara la reunión en París, al atacar una planta china en el norte de Camerún, donde causó la muerte de dos personas y secuestró a otras diez. En el operativo participaron unos 200 miembros de la secta radical, en un ataque ocurrido en la ciudad de Waza, en el norte de Camerún. Un soldado de ese país y un trabajador chino que se desempeñaba en la construcción de carreteras perdieron la vida.

Teniendo este episodio en mente, el presidente de Camerún, Paul Biya, dijo que el problema de Boko Haram trasciende fronteras e incluso aleja a inversionistas y frena el desarrollo económico de la región. Si de algo ha servido la reunión en París ha sido para aunar criterios frente al grupo islámico, pues hasta ahora Biya se negaba a colaborar con Nigeria por diferencias fronterizas entre ambos estados.

“Vamos a intensificar la lucha contra este grupo”, dijo Biya. Hollande, por su parte, afirmó que Boko Haram maneja armamento sofisticado que consiguió del derrumbe del régimen de Libia y que sus hombres fueron entrenados en Mali, cuando el país estaba dominado por grupos insurgentes. El presidente de Chad, en tanto, dijo que si no se frena a tiempo el terrorismo, éste “amenaza con gangrenar la región y desestabilizar a todo el continente”.

DZC (dpa, EFE, Reuters)

Más de Deutsche Welle

image beaconimage beaconimage beacon