Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Nuevas elecciones en Austria: “una decisión correcta”

dw.com dw.com 01-07-2016 Christian Bartlau (JAG/VT)
© 2016 DW.COM, Deutsche Welle

Los expertos en derecho coinciden en que la repetición de las elecciones presidenciales en Austria fortalece la confianza en la democracia. Nadie entiende cómo pudo haber tantos fallos en el recuento.

“La medida me sorprendió”, explicó el especialista austriaco en derecho constitucional Heinz Mayer a DW. Durante las investigaciones, el Tribunal Constitucional descubrió aún más fallos en el proceso electoral y el exprofesor de Derecho Constitucional de la Universidad de Viena aplaudió la dura sentencia: "fortalece la confianza en la democracia con una postura y decisión claras", explicó.

A las 12 en punto de la mañana de este viernes (01.07.2016), el presidente del Tribunal Constitucional, Gerhard Holzinger, anunciaba una de las sentencias más duras de su carrera, que enviaba a Austria a una tercera ronda después de las elecciones. El tribunal había detectado irregularidades en los votos en 14 de 20 distritos. Con unas 77.000 papeletas afectadas, los jueces no pudieron descartar que el resultado hubiese sido falseado, ya que el ecologista Alexander van der Bellen salió únicamente elegido por una ventaja de 30.863 votos.

Un ataque al protocolo electoral

En su razonamiento, Holzinger aclaró que no había pruebas de manipulación, pero sí muchos errores que por sí mismos habrían derivado en una repetición de las elecciones. El tribunal declaró también ilegal la práctica de ofrecer resultados a la prensa antes de conocer las cifras oficiales. Los primeros resultados circularon por las redes sociales antes del cierre de las urnas. Y para Holzinger, eso “es un delito contra la libertad de elección”.

Aún peor fueron los errores en el recuento. Algunos votos se seleccionaron y contaron demasiado rápido. A veces, en ausencia de los interventores de mesa encargados de velar por la legalidad del proceso. “La masiva ignorancia de la reglas por parte de los directores de mesa es incomprensible”, comentó Heinz Mayer. Una opinión también compartida por su colega Klaus Poier, de la Universidad de Graz, que habló de “frustración al ver la medida en la que fue violado el protocolo electoral”. Según Poier, con esta sentencia el Tribunal Constitucional “ha prestado mejor servicio a la democracia que si hubiese dicho que solo era una chapuza”.

Ventaja para el FPÖ

Con la decisión del Tribunal Constitucional, el sillón presidencial quedará vacío a partir del 8 de julio. Entonces finaliza la legislatura de Heinz Fischer. A partir de ese instante, sus funciones serán adjudicadas a un directorio de tres personas. Curiosamente, una de ellas será el candidato del FPÖ austriaco, Norbert Hofer, al lado de la socialdemócrata Doris Bures (SPÖ) y el conservador Karlheinz Kopf (ÖVP). El líder populista Hofer ya anunció que no tenía intención de rechazar el cargo, en el que demostrará “que puede ser apartidista”.

Tanto Alexander van der Bellen como Hofer se apresuraron en felicitar al tribunal por la sentencia. “Respeto la decisión”, dijo Van der Bellen, “y tengo también intención de repetir victoria en la repetición”. También su oponente Norbert Hofer se mostró dispuesto a la contienda diciendo que tenía ganas de hacer “campaña electoral”. Su partido fue el impulsor de la demanda ante el tribunal y su abogado Dieter Böhmdorfer considera que ha beneficiado su imagen. “El FPÖ es el rival electoral más exitoso que vela por el orden donde antes había desorden”.

¿Será una ventaja para las próximas elecciones? Para Heinz Mayer está claro: “Ahora pueden actuar como garantes del Estado de derecho”. Sin embargo, su colega Klaus Poier no está tan seguro. “Es una retórica política comprensible, pero la gente sabrá juzgarlo. No hay pruebas de manipulación”, concluye el experto.

Autor: Christian Bartlau (JAG/VT)

Más de Deutsche Welle

image beaconimage beaconimage beacon