Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Nuevo ataque en Bangladesh: cuatro muertos y nueve heridos

dw.com dw.com 07-07-2016
© 2016 DW.COM, Deutsche Welle

Un grupo de terroristas intentó atacar un lugar de oración, pero fue detectado a tiempo por la Policía. Tras ello, se produjo un enfrentamiento.

Un nuevo ataque terrorista sacude a Bangladesh, donde este jueves (07.07.2016) al menos cuatro personas han muerto y nueve han resultado heridas, luego de que la Policía detectara la presencia de individuos sospechosos cerca de un lugar de oración en una explanada en Kishoreganj, en el centro del país. En el lugar había unos 300 mil fieles congregados, celebrando el Eid al Fitr, festividad que marca el fin del ramadán.

El ataque comenzó a eso de las 9 hora local (3.00 GMT), cuando los agentes detectaron a los sospechosos. Estos reaccionaron lanzando varias bombas incendiarias contra las fuerzas de seguridad, causando la muerte de dos uniformados y dejando a otros nueve heridos, seis de ellos de gravedad, quienes fueron trasladados en helicóptero hasta un hospital, informó a la agencia de noticias EFE un portavoz policial.

En un intercambio de disparos, dos de los atacantes fueron abatidos, añadieron las fuentes. Varios otros “malhechores” se atrincheraron en un edificio cercano, donde se encuentran acorralados. La Policía acordonó el área y busca en distintas casas a otros posibles atacantes, dijo a la agencia AP Shafiqul Islam, quien vive en el lugar y se encontraba entre los miles de fieles que oraban al momento de ocurrir el ataque.

Ataque desestabilizador

Si bien hasta ahora ningún grupo se ha atribuido la acción, las autoridades locales ya acusaron a grupos radicales locales, que buscarían desestabilizar al Gobierno secular del primer ministro Sheikh Hasina para establecer un régimen islámico en este país, que es mayoritariamente musulmán. “Es una movida política, quieren desestabilizar al Gobierno. Es un ataque político”, dijo el ministro Hasanul Haq Inu.

Mohammad Azimuddin Sheikh, portavoz policial de la zona, dijo que “aún estamos revisando en busca de otros atacantes, pero tras este incidente los fieles fueron dejados en paz y ahora les estamos pidiendo a todos que se vayan a sus casas”. Los ataques ocurren poco después del atentado contra un restaurante en la capital de Bangladesh, Dacca, donde 20 civiles, dos policías y seis terroristas perdieron la vida.

DZC (EFE, AP, Reuters)


Más de Deutsche Welle

image beaconimage beaconimage beacon