Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Odio tras el brexit

dw.com dw.com 29-06-2016 Samira Shackel (RMR/ER)
© 2016 DW.COM, Deutsche Welle

Tras el voto a favor del brexit, Gran Bretaña experimenta una oleada de incidentes xenófobos. Los expertos advierten de la brecha social orginada por el referéndum.

En el barrio londinense de Hammersmith, la Asociación Cultural y Social Polaca (POSK) vivió una experiencia muy desagradable. En la entrada de su edificio habían escrito frases racistas en las paredes. No es un caso aislado, ya que en Huntington se encontraron volantes con enunciados, como “Fuera de la UE” y “Ningún parásito polaco”. Un chico de 11 años comentó a los reporteros que esos panfletos lo habían “dejado realmente triste”. En la zona, la gente encontraba panfletos similares antes sus puertas.

“Estoy preocupada como europea del Este“, dice Ana Petrov, de Bulgaria, quien vive en el sur de Inglaterra desde hace tres años. “Me he construido aquí un hogar. Pero cuando ahora hablo búlgaro por teléfono, me pregunto si me van a gritar que me vaya de aquí o algo peor.”

Las primeras cifras de la Policía señalan un aumento drástico de incidentes motivados por el odio desde el referéndum de la UE de la semana pasada. Entre el jueves y el domingo, aumentaron en un 57% los casos denunciados, en comparación con las cuatro semanas anteriores. Además en las redes sociales circulan numerosos comentarios sobre insultos y ofensas hacia extranjeros. “Me siento de repente mucho más alejada de casa”, dice la alemana Karolin Weber, que trabaja en Londres.

Agresiones contra extranjeros

Una gran parte de estas ofensas van dirigidas a ciudadanos de la UE, pero también a británicos no blancos. A la periodista de la BBC Sima Kotchena la insultaron llamándola “paki” mientras informaba en su ciudad natal, Basingstoke, sobre las reacciones al brexit. Ciaran Jenkins, reportero del Channel 4, escuchó como tres personas y en tan solo cuatro minutos decían:”Devuélvanlos a su casa”, mientras él retransmitía en Barnsley, el norte de Inglaterra.

“Los ataques afectan sobre todo a los europeos del Este, pero no solo a ellos“, dice Liz Fekete, directora del Insititute of Race Relations. “También tenemos constancia de que las mujeres musulmanas y muchos niños son objetos de agravios. Se está haciendo mucho daño a la cohesión social. Serán necesarios mucho tiempo y trabajo para poder reparar los daños causados.”

Resultado de la campaña electoral

Para muchos, estos sucesos reflejan el resultado de una campaña electoral polarizada y llena de odio que se centró especialmente en el tema de la inmigración. En las semanas antes al referéndum, un póster del partido antieuropeo UKIP mostraba a refugiados en la frontera austriaca bajo el lema “Breaking point”, punto álgido. En las vallas publicitarias en todo el país: ”Detén el avance alemán. Vota abandonar”. Y la controvertida retórica continúa. Esta semana, en los titulares del diario Sun se leía: “Calles llenas de locales polacos, niños que no hablan inglés, pero ahora ondea en lo alto la bandera de la Union Jack”.

Los analistas insisten en que el debate sobre el brexit amplía la xenofobia y ha creado un clima antimigración. “Para mí está claro que la campaña electoral antes del referéndum ha propiciado el racismo”, dice Daniel Trilling, redactor de la revista New Humanist y autor de libros sobre la derecha en Gran Bretaña. “Pero es importante reconocer que este racismo ya existía antes en Gran Bretaña.”

Además añade que “sería un error de la gente que votó a favor de quedarse en la UE de echarle la culpa a los otros. Los partidarios del brexit se centraron en una serie de mitos racistas, como la supuesta adhesión de Turquía o la oleada de refugiados procedentes de Oriente Medio. Fue el gobierno de David Cameron el que aprobó la ley migratoria y hablaba de 'enjambre' de refugiados en Calais.”·

Heridas en la sociedad

Cameron, sin embargo, esta semana condenaba los incidentes racistas en el Parlamento, como también lo hizo el líder del Partido Laborista, Jeremy Corbyn. El alcalde londinense, Sadiq Khan, exigía una política de tolerancia cero.

“Debido a esta campaña electoral, se ha dado vía libra al racismo en la sociedad”, dice Fekete. “Necesitamos una respuesta efectiva de la Policía, pero también de los políticos que crean un clima de racismo con su retórica. Los políticos a favor del brexit tienen al respecto una responsabilidad particular y deben condenar los incidentes.”

Autor: Samira Shackel (RMR/ER)

Más de Deutsche Welle

image beaconimage beaconimage beacon