Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Pensar el futuro

Tiempo Argentino Tiempo Argentino 26-05-2014 Hernán Dearriba

 Ante una Plaza de Mayo que volvió a mostrar ayer sus mejores galas populares, la presidenta Cristina Fernández llamó a los argentinos a la unidad nacional para reelaborar la idea de país sobre la base de los cimientos de un pensamiento que llegó al poder el 25 de Mayo de 2003, hace ya once años.

La mandataria inscribió en esa estructura ideológica ordenadora a los revolucionarios de Mayo de 1810, pero también al pensador Arturo Jauretche, al padre Carlos Mugica y al propio Néstor Kirchner.  Para más precisiones, le dio forma a ese proyecto sobre la base de la inclusión social y el trabajo como ejes centrales y la planteó como la contracara del pensamiento dominante durante el siglo XX, centrado en el liberalismo. La convocatoria presidencial llegó apenas unas horas después de que el Frente UNEN eligiera a San Nicolás de los Arroyos, emplazamiento emblemático donde se alcanzó el acuerdo de 1853 que sentó las bases para el proyecto liberal que dominó mayoritariamente el país, interrumpido tan sólo con intermitencias por el peronismo en el siglo pasado.  Hubo también una advertencia para esa Plaza repleta sobre aquellos que entienden la política alejada de las ideologías.  Cristina retomó entonces la convocatoria a la unidad de todos los argentinos, aunque aclaró que esa unidad no debe alcanzarse con el objetivo de volver atrás.  La presidenta, en suma, propuso en el escenario fundante de la República, en la plaza más cara a los sentimientos populares de los argentinos, pensar el futuro del país.  Y planteó que el eje central de ese proyecto de nación debe pasar ni más ni menos que por defender los intereses de la mayoría. Como dijo, no hay secretos.

Más de Tiempo Argentino

image beaconimage beaconimage beacon